Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Solo San Carlos no fue víctima del dominio del Monstruo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 03 diciembre, 2018

El Deportivo Saprissa festeja la conquista de su corona número 34, luego de derrotar al Herediano desde el punto de penal. Archivo/La República
El Deportivo Saprissa festeja la conquista de su corona número 34, luego de derrotar al Herediano desde el punto de penal. Archivo/La República


Todos sus rivales, con excepción de los Toros, cayeron bajo sus garras mínimo en una ocasión, durante la extensa fase de clasificación de 22 partidos.

El campeón nacional lució dominante para terminar de primero, no solo en puntos con 48 y mejor gol promedio que Alajuelense, que sumó igual cantidad, sino que los pupilos de Vladimir Quesada, perdieron solo dos juegos, ante Herediano y la Liga, empataron seis y fueron el equipo más goleador y que menos goles permitió. Faena completa, misión cumplida.

En la segunda fase, sin embargo, el monarca fue eliminado por el Team desde el punto de penal y ahora espera…

¡Sí!

Espera al vencedor de la serie entre dos de sus únicos verdugos, para enseguida, enrumbarse según sus planes hacia el bicampeonato.

Tuvo incluso la suerte “El Monstruo”, de que su acérrimo rival, el León, le apartara del camino a “Los Toros”, el grupo de Martín Cardetti al que el rey no pudo derrotar, con sendos empates 3-3 y 2-2 en la etapa de clasificación.

Otros cuatro empates firmó el Saprissa frente a Limón, Pérez Zeledón, Santos y Carmelita.

A Cartaginés, Guadalupe, Universidad y Grecia los doblegó en sus dos presentaciones.

Enorme mérito del cuerpo técnico del campeón, fue no desangrarse cuando se presentó la fuga de figuras en su zona de ataque: una vez con la corona en las vitrinas de la Cueva, hicieron maletas el catracho Jerry Bengtson, David Ramírez quien fue su máximo artillero camino al título, Jonathan Moya, Ariel Rodríguez y en ruta se marchó Daniel Colindres.

Esto hubiera descalabrado a cualquier equipo y sin embargo, con solo un fichaje de peso en zona de ataque que fue Tássio Maia (luego se comprobó que lo del peso fue físico y no futbolístico), el equipo morado tuvo la capacidad de repartir sus 45 anotaciones prácticamente entre toda su nómina.

No tuvo necesidad para terminar de primero de un goleador estrella. Su mejor artillero fue Johan Venegas con ocho perforaciones, muy lejos de los dos mejores del torneo, Álvaro Saborío y Marcel Hernández con 15 cada uno.

Sin embargo, colaboraron a llenar el cesto, Cristian Bolaños (6), Maia (5), Marvin Angulo y Michael Barrantes (4), Mariano Torres y Ricardo Blanco (3), Daniel Colindres y Jairo Arrieta (2) y varios compañeros con un “pepino”.

La “gran revolución” del Saprissa se dio en su línea defensiva cuando perdieron por lesión y muy temprano a su capitán Alexánder Robinson. Todavía era incierta la leche que podía dar Alejandro Cabral, quien llegó a tapar el cráter que dejaba Henrique Moura, con la estrategia inicial de Vladimir de formar una línea de cuatro completada por Heiner Mora y Luis José Hernández en los carriles.

Ricardo Blanco, cara conocida que regresaba a las tiendas moradas, sería ubicado delante de Mora, como volante abierto por la derecha y así arrancó el Saprissa la temporada. Sin embargo, las lesiones de Robinson y Blanco dieron paso a dos figuras que se consolidaron durante la campaña, a tal punto que una de ellas, Yostin Salinas fue llamado a la Selección Nacional. El otro gigante que emergió en la retaguardia, fue Jaykel Medina.

Un portero sobrio, de poco verbo pero bien ubicado como Kevin Briceño, aportó un caudal de solidez y confianza a la defensa morada, que solo permitió 17 goles en 22 presentaciones, marca de lujo.

Y sin duda que el punto fuerte del monarca, fue la cintura, que empezó con Blanco, Juan Gabriel Guzmán (otra cara experimentada pero nueva en la nómina), Mariano Torres, Michael Barrantes y Cristian Bolaños, pero que luego las lesiones de Blanco y Guzmán dieron pasaporte a un jugador como Marvin Angulo, vital en el cierre de la etapa y además, con relevos de lujo como Luis Stwart Pérez, Juan Bustos Golobio y Randall Leal.

El Monstruo hoy entrena pero igual reposa en paz, a la espera de… ¿su próxima víctima?

Pie de foto

El Deportivo Saprissa festeja la conquista de su corona número 34, luego de derrotar al Herediano desde el punto de penal.


ALTO RENDIMIENTO

Saprissa ascendió de su Alto Rendimiento a seis jugadores, de poca o nula participación:

  • Ninrod Picado
  • Mauricio Villalobos
  • Kevin Baltodano
  • Esteban Leiva
  • Jefferson Venegas
  • Orlando Sinclair