Enviar
Estudio determinó que hay frecuencia y espacio para que ingresen tres firmas aparte del ICE
Cuatro empresas disputarán mercado celular
• Para que ingresen competidores se deberán reordenar algunas frecuencias del instituto estatal
• Entrada de competidores generará al país ingresos por el orden de los ¢1.500 millones aproximadamente


Danny Canales
[email protected]

Cuatro empresas se disputarían el mercado de telefonía celular costarricense.
Existe espacio en el espectro radioeléctrico y mercado para que incursionen tres empresas más.
Las multinacionales que ingresen al país tendrán que luchar contra el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que es la única compañía que tiene segura su participación.
El análisis sobre la capacidad que ofrece el mercado de telefonía móvil en Costa Rica fue elaborado por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).
La principal recomendación que hizo la Sutel fue concesionar inicialmente las frecuencias de 850 y 1.800 megahertz.
En la primera operan las tecnologías TDMA y 3G, mientras que la otra es apta para instalar redes GSM, explicó George Miley, presidente de la Sutel.
Lo ideal es adjudicar ambas frecuencias en un solo paquete, para así garantizarse una adecuada cobertura tanto en zona rural como urbana, dijo el titular de la Superintendencia.
La concesión de la frecuencia de 2.100, que es donde operaría la telefonía móvil de Cuarta Generación, quedaría para mediano plazo, en tanto que la de 900 sería la última que se abriría.
Para que se dé la entrada de los nuevos competidores se deberán reubicar y reordenar varias de las frecuencias existentes, incluso algunas de las que están en poder del ICE, reconoció Miley.
Aparte de la cantidad de frecuencias disponibles, el análisis también consideró que en todos los países centroamericanos operan cuatro empresas de telefonía móvil.
Por su parte, aunque todavía no está definida la metodología de cómo se concesionarán las frecuencias entre las empresas interesadas, los directivos de la Sutel dejaron entrever que el remate (se la queda el que ofrece más) es la mejor opción.
Panamá fue el último país que sacó a subasta frecuencias para telefonía celular. En ese país, las empresas que se adjudicaron ofrecieron alrededor de $85 millon
es por cada una.
De darse el ingreso de tres nuevos competidores, los analistas en telecomunicaciones estiman que el país recibiría una inversión de $1.500 millones, en razón de $500 millones por cada competidor.
Hasta ahora cuatro conglomerados multinacionales de telefonía celular han mostrado interés en incursionar en el país. Ellos son Digicel, América Móvil, Telefonía y Millicom.
Sin embargo, también se escucha el posible interés de las firmas France Telecom, Iusacell y Cable & Wireless, esta última tiene operaciones en Panamá y desde ahí podría manejar también las operaciones de Costa Rica.

El atractivo que ofrece el mercado celular local radica en la alta demanda de llamadas y el mayor poder adquisitivo del costarricense en relación con el resto de Centroamérica.
A partir del informe sobre las bandas del espectro radioléctrico disponibles, el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet) deberá realizar el proceso para adjudicarlas a los nuevos competidores.
Se espera que el trámite se lleve todo este año y que los nuevos operadores del mercado celular estarían comercializando sus productos por ahí de mediados de 2010.

Ver comentarios