Enviar

Existen importantes puntos a favor para que Costa Rica pueda conciliar apertura y bienestar social, logrando el equilibrio necesario

Si quiere, Costa Rica puede

Los países que tienen un sistema social sólido son generalmente los más abiertos al comercio en comparación con aquellos de sistemas débiles. Esto, dado que conforme la división internacional del trabajo reorganiza la economía y los tejidos sociales, se crean transformaciones, cambios y ansiedad con respecto a estas reformas. Y si se reduce el nivel de inseguridad social se reduce esta ansiedad. El mejor modelo disponible es Europa del Norte, que tiene una red de seguridad social y que es totalmente abierta.
Las anteriores son palabras de Pascal Lamy, Director General de la Organización Mundial del Comercio, quien habiendo llegado al país concedió una entrevista especial al director de LA REPUBLICA. Estas se prestan para reflexionar sobre la inserción de Costa Rica al mercado mundial sin que esto le signifique un desmejoramiento de índices sociales que han sido de suma importancia para el proceso mismo y que deben conservarse.
Si se toman las palabras de Lamy como base para analizar la situación del país en la actual coyuntura mundial, se puede ver que existen importantes puntos a favor para conciliar apertura y bienestar social, logrando el equilibrio necesario.
Lamy hace énfasis en que las políticas internas deben complementarse con las del comercio para que la transformación se dé a un nivel económico y social razonable.
El país ha venido abriendo su economía, y espera ampliar este camino al firmar un TLC con China y esperaría hacerlo también con Europa. Por otra parte, cuenta con una estructura institucional capaz de brindar seguridad social en los ámbitos prioritarios como salud, educación, empleo, entre otros, si se fortalecen y administran correctamente.
Son estas estructuras que en general constituyen una buena red de seguridad social pero que han sido descuidadas y requieren atención para que recuperen su capacidad de brindar buenos servicios a la población.
Depende de decisiones internas que los buenos resultados de la política de apertura se traduzcan también en mayor equidad, para que todo se refleje en una sociedad con posibilidades de continuar su crecimiento.


Ver comentarios