Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Ryan se distancia de Trump, pero Pence reitera su respaldo

Bloomberg | Miércoles 12 octubre, 2016

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes durante una conferencia de prensa después de una reunión en la Casa Conferencial Republicana. Bloomberg/La República


El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, no va a defender ni hacer campaña por Donald Trump después de la difusión de comentarios vulgares del candidato presidencial que provocaron una crisis en su campaña, pero Trump logró un respiro ya que su compañero de fórmula lo defendió encendidamente.
El republicano con el más alto cargo electivo en el país dijo a los legisladores de la Cámara Baja que no va a quitarle el apoyo a Trump, según tres personas que se refirieron a una videoconferencia del Partido Republicano. Señaló que se concentraría en defender la mayoría republicana en la Cámara y dijo a los legisladores: “Todos ustedes tienen que hacer lo que sea mejor para ustedes en sus distritos”, según una de las personas que estuvieron en la videoconferencia.
Más tarde Trump fustigó a Ryan, con quien mantiene una relación tensa: “Paul Ryan debería pasar más tiempo equilibrando el presupuesto, el empleo y la inmigración ilegal, y no perder el tiempo atacando al candidato republicano”, tuiteó.
El compañero de fórmula de Trump, el gobernador de Indiana Mike Pence, puso fin a los rumores de que dejaría su postulación, al elogiar el desempeño de Trump en el debate con su oponente demócrata, Hillary Clinton, el domingo por la noche.
La confirmación que hizo Pence de la unidad de la fórmula republicana estuvo apuntada a refrenar el éxodo de republicanos que apoyan a Trump, que se aceleró en el fin de semana por la indignación provocada tras la difusión de un video de 2005 en el que Trump describe en términos vulgares acercamientos indeseados a mujeres.
“Se requiere ser un gran hombre para saber cuándo te equivocas, y admitirlo, y él tuvo la humildad de disculparse y ser transparente y vulnerable”, dijo Pence a partidarios en Charlotte, Carolina del Norte. “Y Donald Trump mostró que es un gran hombre”.
La profundidad de los problemas de Trump resultó evidente, cuando una nueva encuesta de NBC y de Wall Street Journal, realizada después de la difusión del video el 7 de octubre, mostró a Clinton con una ventaja de 14 puntos, la más amplia diferencia en esa encuesta hasta ese momento.
Durante el fin de semana, los líderes republicanos del Senado y de la Cámara de Representantes emitieron condenas a Trump aunque no dijeron que le retirarían su apoyo, una tendencia que continuó Ryan.
Ryan inició su videoconferencia con miembros de su partido diciendo: “no puedo defender a Donald Trump”, según un republicano participante.
Pero Ryan dijo también que “aún respalda a Trump” aun cuando no avale sus acciones, dado que el futuro de la Corte Suprema y otras cuestiones están en juego en esta elección, comentó la persona. Al mismo tiempo Ryan dijo que no viajará con Trump ni se presentará con él durante el resto de la campaña.
La campaña de Clinton respondió rápidamente, diciendo que los republicanos se tardaron demasiado en intentar distanciarse de Trump.
Las manifestaciones de Ryan causaron cierta confusión a legisladores republicanos que participaban de la videoconferencia, según un participante. En cierto punto, algunos conservadores, entre ellos Dana Rohrabacher, representante de California, le preguntaron a Ryan si estaba retirando su aval a Trump.
Ryan respondió que “no”, según otras personas participantes en la conferencia.
En junio, Ryan puso fin a su notoria demora en respaldar a Trump para la presidencia en un contexto de creciente presión que lo dejaba cada vez más solo dentro del Partido Republicano. Pero eso no impidió que continuase su relación tensa y difícil con Trump, muchas veces empeorada por comentarios o acciones polémicas del multimillonario de Nueva York.