Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Rousseff ataca a oposición y Neves cambia propaganda

EFE | Sábado 11 octubre, 2014

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil que busca su reelección, atacó el pasado de la oposición y su rival, Aécio Neves, apostó al deseo de cambio.


Rousseff ataca a oposición y Neves cambia propaganda

En el retorno de la propaganda política gratuita en radio y televisión, de cara a la segunda vuelta electoral del próximo 26 de octubre en Brasil, Dilma Rousseff, que busca su reelección, atacó el pasado de la oposición y su rival, Aécio Neves, apostó al deseo de cambio.
El primer bloque de diez minutos para cada candidato le correspondió a Rousseff, primera en las elecciones del domingo pasado con el 41,59%, quien dedicó la primera parte de su propaganda para criticar a Neves y al expresidente Fernando Henrique Cardoso, ambos del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
"No hago ataques personales al candidato adversario, pero es un hecho que Neves representa un modelo que quebró al país tres veces", señaló Rousseff en su programa televisivo.
De igual manera, según interpretó la propaganda política de Rousseff, Cardoso llamó "ignorantes" a los electores de la gobernante, al decir esta semana que ellos votaron por la jefa de Estado no por ser los "más pobres", sino por ser los "menos informados".
En su propaganda, Rousseff, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), señaló que el Gobierno de Cardoso (1995-2002), "se doblegó al FMI (Fondo Monetario Internacional) y "olvidó a los más pobres".
"Mi candidatura representa una lucha contra ese pasado que el candidato (opositor) tanto defiende", sostuvo la mandataria, quien cedió espacio a los gobernadores electos por los partidos que la apoyan, encabezados por Fernando Pimentel, quien tuvo una inédita victoria para el PT en Minas Gerais, estado natal y fortín de Neves.
El modelo de seguridad pública integrada, la reforma "profunda" de la enseñanza básica, el control de la inflación sin desempleo ni reducción de salarios, la reforma política y el fin de la impunidad fueron otros temas abordados por la campaña de Rousseff.
El inicio de la propagada política gratuita, que se extenderá hasta el 24 de octubre, dos días antes de la segunda vuelta, se dio minutos después de la divulgación de las primeras encuestas después de los comicios del último domingo, en los que Neves terminó detrás de Rousseff con el 33,55% de los votos.
Los institutos Ibope y Datafolha coincidieron que Neves tiene un 51% de las intenciones de voto de cara a la segunda vuelta y Rousseff un 49%, por lo que tomando en cuenta los 2 puntos porcentuales del margen de error están técnicamente empatados.
Del otro lado, el programa del PSDB comenzó recordando el pasado del joven Neves en los años ochenta al lado de su abuelo, Tancredo Neves, uno de los líderes del movimiento político que luchó por el retorno de la democracia al gigante suramericano después de más de dos décadas de Gobierno militar (1964-1985).
Neves volvió a reforzar su discurso de "deseo de cambio", que adoptó después de las elecciones del domingo.
"Quien venció de verdad la primera vuelta fue las inmensas ganas de cambio de los brasileños", fue la frase de entrada en la propaganda del exgobernador de Minas Gerais.
El senador insistió en la necesidad de "crecimiento" del país para mejorar la salud, la educación, los empleos, los beneficios sociales y la seguridad "con un Gobierno que funcione".
En el programa del PSDB, Neves agradeció el apoyo de otros candidatos derrotados el domingo, como el pastor evangélico y líder socialcristiano Everaldo Pereira y Eduardo Jorge, del Partido Verde (PV), además del respaldo oficial del Partido Socialista Brasileño (PSB), de Marina Silva, tercera ubicada con el 21,3% de los votos.
Sin embargo, a pesar del respaldo oficial del PSB y de otros partidos que apoyaron a Silva a la candidatura de Neves, la ambientalista señaló que todavía no se manifestará de manera personal sobre esa decisión, que tomará sólo si existe una identificación programática entre sus ideas y la propuesta del PSDB.
"Paso a tener la responsabilidad, en el límite de mis fuerzas, de llevar para todo Brasil el legado de Eduardo Campos", el fallecido líder socialista muerto en un accidente aéreo el pasado 13 de agosto y cuya candidatura fue asumida por Silva, aseveró Neves.
En Río de Janeiro, antes de la emisión del programa, Neves indicó que su propaganda "propositiva" muestra el "Brasil real", en contraposición al de "virtual" creado por la "campaña adversaria" y que si llega al poder luchará por la "superación" de la pobreza, sin limitarse a "administrarla" como, según él, lo hace el PT.

Sao Paulo/EFE