Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



CANDILEJAS


Ría mucho, el cuerpo lo agradece

Candilejas [email protected] | Viernes 23 febrero, 2018

Foto: Shuttherstock


Reír es una actividad fisiológica que aporta muchos beneficios a nuestro organismo, dice el médico francés Pierre Vachet.

Él es uno de los estudiosos más reconocidos de la risoterapia y asegura que nos favorece en: aumento de la capacidad respiratoria, expansión de los vasos sanguíneos, elevación del aporte de sangre a los tejidos, incremento de la secreción hormonal, aceleración de la reparación de los tejidos y estabilización de las funciones del organismo.

Es decir, que cuando reímos no solo estamos realizando algo con nuestro rostro y comunicando una emoción, sino que nuestro cuerpo entero nos lo agradece funcionando mejor.

El humor consiste en cualquier estímulo que pueda provocar la risa de una persona.

Pero existen algunos casos en que la risa es agresiva, como cuando una persona se ríe de otra, o se ríe por temas considerados trágicos o sagrados para alguna gente.

Candilejas desea referirse al tipo de humor que provoca una risa inofensiva - al menos en su intención - y que llamaremos “risa positiva”.

Hoy, las investigaciones sobre el humor se desarrollan en distintas disciplinas como psicología, medicina, enfermería, fisiología, biología, sociología, antropología, educación; y en otras, como las ciencias de la computación, estudios de cinematografía, historia, lingüística, literatura, matemáticas o filosofía (Carbelo, 2005).

Y entre las asociaciones con carácter terapéutico está la “American Association for Therapeutic Humor”, cuyos miembros buscan el avance, conocimiento y comprensión de la risa en procesos curativos y generadores de bienestar.

André Moreau, por su parte, promotor de la corriente de pensamiento llamada “jovialismo”, habla de la importancia del sentido del humor y propone reírse mucho.

¿Cuántas veces hemos presenciado o vivido el fenómeno de que una persona riéndose a carcajadas “contagia” a otras que comienzan a hacer lo mismo?

Pareciera entonces que nos puede resultar doblemente beneficioso compartir con personas así. Pasamos un buen  rato y mejoramos la salud física y mental.

Organizaciones como Médicos sin Fronteras y Payasos sin Fronteras han hecho de la risa una forma de trabajar como terapia para superar otro tipo de problemas.

“La sonrisa” de Duchenne, llamada así en honor al médico investigador francés Guillaume Duchenne, se caracteriza porque involucra la contracción de músculos, cerca de la boca, los cuales elevan la comisura de los labios, y un músculo cerca de los ojos, cuya contracción eleva las mejillas.

Esta sonrisa espontánea y genuina, se diferencia justamente de la que se hace en forma voluntaria porque para que esta última active los mismos músculos que la anterior, sería necesario mucho entrenamiento.

Robert Provine, un neurobiólogo del comportamiento de la Universidad de Maryland, realizó investigaciones para saber por qué las personas se ríen y llegó a la conclusión de que más allá de las distintas cosas que pueden provocar risa, ésta es una respuesta emocional que se da automáticamente, y cuyo origen tiene que estar necesariamente en alguna parte del cerebro.

En efecto, investigadores de la Universidad de California han ubicado, en seres humanos, un lugar específico del cerebro, que corresponde al centro de la risa. Ltzhak Fried y sus colaboradores, en su trabajo, relatan que cuando se estimula ese punto preciso por medio de electrodos, el paciente sonríe, y si la estimulación es más intensa, estalla en carcajadas.

Así que, cuando algo le dé risa, no lo dude, ría con ganas. Estará beneficiando a todo su cuerpo.

 


Carmen Juncos

Editora Jefa y Directora de proyectos

[email protected]m


Fuentes: recogido de http://www.salud180.com/salud-z/reir-te-ayuda-en-el-tratamiento-de-enfermedades. https://es.wikipedia.org/wiki/Sonrisa_de_Duchenne. http://psicologiapositivauned.blogspot.com/2011/01/la-risa-robert-provine.html