Enviar
Saldos crecieron un 2% en solo tres meses
Repuntan deudas con tarjetas

Alrededor de ¢5 de cada ¢100 que gasta una familia son pagados con dinero plástico

Luego de un periodo en que los gastos con tarjetas de crédito se habían reducido, los costarricenses retomaron con mayor fuerza el uso del dinero plástico para sufragar gastos.
De octubre de 2010 a la mitad del año pasado, los pagos mediante este mecanismo de compra se habían reducido en un 1%; sin embargo, a partir de entonces se produjo una nueva oleada en el uso de las tarjetas de crédito, que terminó en un incremento del 2% en solo tres meses (julio-octubre 2011).
En total, a ese mes lo adeudado por los consumidores ascendió a más de ¢591 mil millones, más de ¢11 mil millones que a la mitad de 2011.
El aumento reportado por los bancos durante ese periodo podría deberse entre otras cosas a que en esos meses es común observar saldos y remates en tiendas por la cercanía del cierre fiscal, así como el sentimiento de que las compras en esa temporada se pueden pagar con la llegada del aguinaldo, el cual se ve para ese momento como “más cercano”.
“Muchos consumidores se dejan tentar por los beneficios, ofertas y promociones, y en ocasiones olvidan comparar las tasas de interés, que constituyen un elemento esencial al momento de elegir una tarjeta”, dijo Guisella Chaves, directora de Estudios Económicos del Ministerio de Economía, Industria y Comercio.
A pesar del incremento, las cifras todavía no representan una alarma para las autoridades, debido a que consideran que lo que se paga con tarjeta de crédito sigue siendo bajo en comparación con el gasto total de la familia.
Se estima que menos de un 5% de lo que gasta una familia promedio es cubierto por dinero plástico.
Pese a ello, sí llaman la atención sobre el cuidado que se debe tener respecto a las tasas de interés y comisiones que algunos bancos cobran por sacar dinero del cajero automático.
Por ejemplo, se detectan casos de emisores que mantienen tasas de interés superiores al 50%. Esto quiere decir que el consumidor terminará pagando el total del producto más la mitad de su valor solo en intereses.
Por su parte, los emisores que poseen las tasas más bajas son Credomatic con la tarjeta Optima (24%), Bancrédito con un 24,5% y el Banco de Costa Rica con un 27%.
En cuanto a los retiros de los cajeros, si bien la mayoría puede hacerlos de forma gratuita, existen algunos casos donde se limita la cantidad de veces que puede usar este servicio. Se dan casos en que se cobran entre ¢52 y ¢600 por un retiro.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios