Enviar
Recopilación de clichés

• El ex campeón de lucha libre La Roca, incursiona en la comedia familiar con resultados mediocres

Entrenando a papá
(The Game Plan)
Dirección: Andy Fickman. Reparto: Dwayne Johnson, Madison Pettis, Kyra Sedgwick, Roselyn Sánchez. Duración: 1:50. Origen: EE.UU. 2007. Calificación: 5.

Después de triunfar como héroe de acción, el ex campeón de lucha libre Dwayne “La Roca” Johnson incursiona en la comedia familiar, con resultados mediocres. Típica producción Disney, “Entrenando a papá” es una consabida recopilación de clichés, acerca de valores positivos y buenos sentimientos.
El protagonista Joe Kingman es una superestrella de fútbol americano. Juega como mariscal de campo en el equipo de los Rebeldes de Boston y es toda una celebridad. Gana cifras millonarias, vive rodeado de lujos, pero en el fondo, es un hombre muy solo. Un día, una niña de ocho años toca a la puerta de su casa. Se llama Peyton Kelly y es hija de Kingman, fruto de una vieja relación sentimental. Para evitar mala publicidad en la prensa, Kingman acepta hacerse cargo de Peyton, mientras su madre regresa de un viaje. Más allá de unos cuantos conflictos, el atleta se esfuerza por aprender a ser un padre responsable.
La naturaleza absolutamente predecible del cuento, es su gran limitación. A los cinco minutos, cuando se da el encuentro entre los personajes principales, no queda la menor duda acerca de cuáles serán los puntos de giro de la trama, incluyendo su inevitable final feliz.
Tratándose de una historia optimista, para el disfrute de toda la familia, no tendría sentido esperar más que un producto sencillo, con humor blando y moralejas claras. No obstante, los guionistas realmente prescindieron de sus neuronas y se conformaron con reciclar estereotipos rancios.
Algunos chistes pueriles, se repiten una y otra vez: en por lo menos tres oportunidades, alguien habla con la boca llena, o enseña los trozos de comida mascada que tiene entre los dientes. Además, se evidencia una obvia contradicción, en la forma en que los autores pretenden repartir enseñanzas. Por un lado, afirman que lo material no es importante, pues lo que cuenta está en el corazón, etcétera. Por el otro, celebran la riqueza de manera descarada, aprovechando para enviar mensajes publicitarios para nada subliminales.
Hay también situaciones resueltas con inteligencia, como el paralelismo entre el deporte y la danza, que refuerza lazos afectivos. La fotografía de Greg Gardiner es impecable; y valen los desempeños de La Roca y de la pequeña Madison Pettis, quienes esbozan figuras entrañables, sin caer en lo empalagoso.
Al fin y al cabo, aunque goza de una pulida puesta en escena y actuaciones atractivas, “Entrenando a papá” nunca logra librarse de su propia cursilería.
Ver comentarios