Enviar
Recope no considera comprar petróleo a futuro

Comprar a través de contratos a futuro permite asegurar el precio a pagar con antelación, pero para Recope el sistema es riesgoso

Agustina Cobas
[email protected]  

En momentos en que el precio del petróleo parece no detener su carrera alcista, los mercados de futuros en el mundo se saturan de compradores, intermediarios y vendedores, quienes pactan contratos a plazos para asegurarse un precio determinado en el futuro.
Y es que la fuerte volatilidad que el precio de este bien ha experimentando durante los últimos meses tiene a los importadores del oro negro haciendo malabares para tratar de que el impacto del alza del precio sobre sus estructuras de costos sea la menor posible.
La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) no es la excepción. En lo que va del año ha importado más de 14 millones de barriles, por los que ha pagado un monto superior a $1.000 millones.
De continuar el ritmo actual de consumo, Recope estima que a finales de año habrá importado más de 19 millones de barriles, pagando el precio que el barril tenga en el mercado internacional.
En este contexto, surge la interrogante de por qué Recope no realiza sus compras en el mercado de contratos a futuro, con el objetivo de garantizarse un precio determinado y evitar así, el impacto de una eventual alza.
El mercado de futuros es una bolsa de valores donde dos partes, vendedor y comprador de diversos bienes, generalmente materias primas, como el petróleo, acuerdan firmar un contrato de compraventa a un determinado precio y a ejecutarse en un determinada fecha en el futuro (ver recuadro).
De esta forma, quien compra petróleo, se asegura recibirlo en la fecha pactada y pagando el precio acordado previamente, lo que permite al comprador estimar con más precisión sus costos y evitar quedar expuesto a las variaciones que el precio de referencia pueda tener en el mercado spot o presente.
“Los derivados como los futuros tienen el objetivo de disminuir volatilidades en los productos subyacentes, en el caso de Recope la posibilidad de adquirir petróleo en futuros le permitiría tener claridad respecto a cuáles van a ser los precios y su comportamiento, y eso se podría informar con anterioridad a quienes consumen gasolina”, comentó un analista del mercado bursátil que prefirió no identificarse.
Aunque cambiar los procedimientos a través de los cuales Recope compra petróleo es una decisión que no compete solamente a la Refinadora, sino a autoridades gubernamentales, como la Aresep, el Ministerio del Ambiente y Energía y el Banco Central, voceros de Recope señalaron que por ahora no se contempla la posibilidad.
Agregaron que la existencia de riesgos en el mercado petrolero, como los de carácter geopolítico en naciones productoras de Oriente Medio y en otras latitudes, así como fenómenos de carácter climatológico, se convierten en determinantes para mantener un alto nivel de incertidumbre.
“Recope ha sido muy cautelosa en lo que se refiere a este sistema de compras, por cuanto no puede aventurarse a poner en práctica un mecanismo que podría significar cuantiosas pérdidas para el país”, señaló Manuel Salazar, vocero de la oficina de prensa de Recope.
De esta forma, tanto entidades como la Procuraduría, la Autoridad Presupuestaria y el Banco Central, han determinado que la incursión en mercados de derivados implica riesgos que deben ser cuidadosamente medidos, ya que al intentarse asegurar un precio sobre la compra de un bien puede exponerse a que el precio varíe en su contra, agregó Salazar.


Ver comentarios