Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Real Salt Lake golpeó primero

Susana Ruiz [email protected] | Miércoles 16 marzo, 2011



Real Salt Lake golpeó primero
Los morados al borde de la eliminación tratarán de sacar la tarea en su casa el 5 de abril



El Real Salt Lake sacó provecho de su casa y derrotó 2-0 al Saprissa, con lo que ponen un pie en la final de la Concachampions, y solo le bastará un empate en el juego de vuelta el 5 de abril para eliminar a los morados.
Saprissa entró muy frío al partido, y fue presa fácil del Real Salt Lake que tuvo en Alvaro Saborío a su mejor hombre, junto a Fabián Espindola. Ellos hicieron agua a la zaga morada, que lució descontrolada e imprecisa.
El primer susto se lo llevaron los morados al minuto 5, un centro de Espindola que cabeceó Nat Borchers anotando, pero el tanto fue anulado por el central Enrico Wijngaarde por falta sobre Badilla.
Sin embargo, en el minuto 8, Saborío no perdonó, y en un pase de Espindola, remató para el 1-0.
Saborío supo pivotear bien los balones, abriendo espacio para sus compañeros que no pudieron aumentar la cuenta.
Saprissa logró salir de la presión en el minuto 16, con un remate suave de Arrieta que trató de inquietar al portero Nick Rimando.
En el minuto 20, Saborío estuvo a punto de hacer el segundo al robarle un balón a Blanco, pero disparó desviado.
Saprissa acarició el empate en el minuto 23, centro de Armando Alonso que tomó Arrieta, este disparó para que Martínez de seguido anotara, pero el central anuló el gol por supuesta posición adelantada.
Josué estuvo cerca de igualar en el 31', pero en esta ocasión fue el guardameta Rimando el que le dijo no, al tapar el remate.
Para el complemento, el Real Salt Lake siguió controlando el partido y en el minuto 56 se encontró el segundo tanto. Un error de la zaga saprissista, Mena le paso el balón a Wong, este la dejó en corto para que Williams le robara el balón que serviría a Espindola que, ante la salida de Bolívar, remató para el 2-0.
Después de esto Saprissa buscó el descuento. Alonso remató desviado, al igual que Arrieta, Centeno nunca tuvo el control del balón en el medio campo, por lo que sus llegadas al área rival fueron pocas, además de que fueron presa fácil de la zaga local. Ni los ingresos de Luis Diego Cordero y Maikol Ortíz cambiaron la historia.
Mientras, el Real Salt Lake apostó al contragolpe y estuvo cerca del tercero, Javier Morales insistió, pero sin lograrlo, por lo que el marcador no se movió más.

Susana Ruiz
[email protected]