Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 30 Septiembre, 2013

Si los votos que Ottón aportará al PAC no alcanzan para la Presidencia… ¿Esa nominación es porque el PAC le apuesta a ser oposición?


…desde Moncho

¿Quién le habló Dios, San Pedro o…?

Con aires de culebrón en tiempo AA, terminó el drama de las diputaciones de a dedo. Finalmente el candidato del PAC, no pudo soportar la presión para el anuncio, de un sector de la prensa y analistas, que desde hace varias semanas pujaban para que Ottón Solís, al menos tuviese premio de consolación.
Tan solo una semana atrás en la lección inaugural de la escuelita del PAC, Ottón Solís aseguraba a los 60 alumnos inscritos que “es horrible ser diputado”. El día jueves, sin esperar a la Asamblea Nacional para elegir diputados, don Luis Guillermo Solís anuncia sus diputaciones (¿esos no van a clases? ¿Existen diputados VIP en el PAC? ¿O llevarán el curso por suficiencia?) La primera pregunta al escuchar el anuncio fue: ¿quién le habló a Ottón? ¿Habla Dios a los candidatos a diputados? ¡Juraba que también estaban devaluados frente a Dios! ¿O pone Dios a su segundo de abordo? digo, por protocolo... Llega una, a la conclusión que los políticos tienen toda la razón cuando hablan. Eso de llegar a la Asamblea Legislativa es un feo sacrificio, llegar a trabajar donde “es horrible”, por cuatro años debe ser tremendamente doloroso.
¿Qué suma Ottón a la candidatura de Luis Guillermo Solís? Primero, espacio en medios de comunicación. Noticia, ahorro de plata en propaganda: la noticia es creíble, la propaganda no. Segundo, unidad a lo interno, al menos de la estructura.
Resultado: imagen de integración y fin al conflicto de fracción. Es claro que es imagen, no significa que sea real en sus consecuencias, pero, para el mercadeo sí es importante. Ahora, todos están dentro de la olla.
Tercero y no menos importante: Votos. Sí. ¿Cuántos?
Ahí empezamos con la especulación, ¿los 600 mil de la campaña de 2006? Parece poco probable, porque en 2010, obtuvo 200 mil menos.
¿Alcanzará la “popularidad” del Ottón de hoy, para diputado, para sumarle votos a Solís para que llegue a la Presidencia?
Aun cuando en política no existe la lógica, uno diría que no. Ni en el mejor momento de Ottón con más vitalidad, más credibilidad, y la novedad de su discurso logró los votos para llegar a la Presidencia, ¿por qué ahora con un liderazgo debilitado lo lograría?
¿Qué le resta Ottón a la candidatura de Luis Guillermo? ¿Desilusión interna a los cuadros que habían realizado el II Congreso, que aprobó nuevas normas de la organización? ¿Desencanto para los que creían que el PAC debía dejar de ser un partido personalista para ser un partido político, organizado y programático? ¿Debilitamiento a los nacientes liderazgos, incluido el de Luis Guillermo Solís? ¿Regreso del mesianismo vertical? Si los votos que Ottón aportará al PAC no alcanzan para la Presidencia… ¿Esa nominación es porque el PAC le apuesta a ser oposición?
Ah, sobre los ruidos que escuchamos estos días, en que los cielos se abrieron trayéndonos tanta agua, no estoy segura que fuese Dios, el que habló; dicen que Él lo hace discretamente… o podría ser Pedro, aunque no sé, si la escalera da directamente a Llorente.

Iris Zamora Zumbado