Logo La República

Jueves, 3 de diciembre de 2020



NACIONALES


Monitoreo sobre población de tiburones y atún es obligatorio

¿Qué se tendrá que investigar antes de reactivar la pesca de arrastre?

Viabilidad ambiental sería el último obstáculo para revivir técnica rechazada por ambientalistas

Jeffry Garza [email protected] | Martes 27 octubre, 2020

Un buque de arrastre capturando peces
Más estudios deben realizarse para reactivar la pesca de arrastre. Shutterstock/La República


Antes de otorgar licencias para que se ponga en práctica la polémica pesca de arrastre para el camarón, el Estado está obligado a realizar una serie de investigaciones que incluyen el monitoreo sobre la población de tiburones y atunes en la Zona Económica Exclusiva del Pacífico.

La técnica de arrastre que se encuentra en el ojo del huracán, luego de que se aprobara un proyecto de ley la semana pasada, dependería en última instancia de esos estudios técnicos que aún están por realizarse.

Asimismo, queda pendiente saber si el presidente Carlos Alvarado cumplirá su palabra y vetará la ley, tal y como propuso en campaña. Ayer al cierre de edición, el Poder Ejecutivo no se había manifestado al respecto, al tiempo que LA REPÚBLICA supo que la Fundación MarViva sostuvo un encuentro con Randall Otárola, viceministro de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano.

Para los ambientalistas, los futuros estudios no permitirán garantizar una pesca sostenible, ya que la técnica en cuestión arrasa con todas las especies de manera indiscriminada al lanzar las redes.

Mientras tanto, los grupos que favorecen la pesca de arrastre se fían de los futuros estudios.

Las investigaciones deben ser contratados por el Instituto de Pesca y Acuicultura (Incopesca), según señala el propio proyecto de ley, pero ¿qué analizarán?

Uno de los objetivos que no cumplió Incopesca en su primer estudio fue el de realizar una investigación de la distribución espacial de especies de dorado, atunes y tiburones en la Zona Económica Exclusiva del Pacífico.

También debía monitorear las especies pelágicas y costeras del pacífico costarricense, para determinar el estado de las poblaciones de peces, y no lo completó.

Asimismo, tampoco fue posible que el Instituto cumpliera en un 100% las investigaciones respecto a la captura de atún en el Pacífico.

En relación con la sostenibilidad de la práctica de pesca, el ente gubernamental sí cumplió con otros objetivos, como por ejemplo, incluir en el estudio una investigación sobre la capacidad de pesca para las especies de camarón pinky y fidel en el Pacífico, aunque dejó por fuera al camarón blanco.

Asimismo, se demostró una reducción en la captura de la fauna de acompañamiento a la hora de pescar pinky y fidel.

La biomasa (material orgánico animal), reproducción y distribución espacial del camarón en el Pacífico también fueron estudiados.

Lea más: Carlos Alvarado no vetará ley de pesca de arrastre, según diputado de Restauración Nacional

Por otra parte, se analizó en el estudio el método de pesca de Green Stick, que no es precisamente una técnica de arrastre.

A la fecha, dichas investigaciones siguen puestas en duda por la falta de experiencia del Departamento de Investigación y Desarrollo de Incopesca, detalle que la misma organización reconoce en las conclusiones del estudio.

“Una vez realizada la evaluación del Departamento de Investigación y Desarrollo podemos concluir que existen una serie de debilidades en torno al cumplimiento de las normas de control interno, lo que genera ciertos riesgos en la actividad de la dependencia”, dice textualmente el documento.

Lea más: Melvin Núñez: “Si Carlos veta la pesca de arrastre, resellamos el proyecto en la Asamblea”

Dicho estudio para determinar la viabilidad de la pesca de arrastre costó a Incopesca cerca de $5 millones.

Este no es suficiente para reactivar las licencias de pesca, según resolvió la Sala Constitucional.

En este caso, Incopesca tiene un año de plazo para contratar y realizar dichos estudios, de acuerdo con lo propuesto en el proyecto de ley.


POLÉMICA TÉCNICA


Hay grupos que se oponen a la pesca de arrastre, mientras otros se fían de los estudios técnicos para reactivar la técnica.

Jorge Jiménez

Director
Fundación MarViva


Lamentamos que la Asamblea Legislativa haya aprobado este proyecto, pese a todos los argumentos técnicos, científicos y jurídicos que se han presentado en contra de él.
Este proyecto no resolverá la crisis socioeconómica de nuestras comunidades costeras y más bien contribuye al deterioro de los sectores pesqueros y turísticos que dependen de la sostenibilidad de los recursos marinos.

Paola Vega

Diputada
PAC


Es realmente lamentable volver a tener esta discusión, porque hay muchos que no han querido escuchar a quienes saben y otros que pareciera que no saben leer.
Los estudios que acompañan el proyecto de ley no son suficientes y la misma Sala lo dice. Incopesca hizo una cochinada de estudio que no sirve.

Melvin Núñez

Diputado
Restauración Nacional


Esto es una gran victoria para Costa Rica y para Puntarenas. La Asamblea Legislativa dijo sí al empleo en las costas.
Ahora seguiremos con los estudios del fondo marino y la biomasa para perfeccionar esta pesquería, la única, que tiene estudios científicos en el país.


NOTAS RELACIONADAS


Un barco flotando en altamar con una red de arrastre

Gobierno indeciso con pesca de arrastre

Viernes 23 octubre, 2020

Alvarado no se ha pronunciado, de momento, sobre la polémica técnica que adversó en campaña presidencial.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.