¡Que le corten la cabeza!
Enviar

La corona que portó Pérez Zeledón durante el Clausura le duró muy poco en la cabeza en este torneo relámpago tras completarse la debacle del campeón nacional, que no opuso mayor resistencia en su lucha por conservar el mandato en Primera División.

La caída en su territorio ante el Saprissa 3-2 ratificó lo irregular del conjunto generaleño este 2018 y no podrá repetir la hazaña del año anterior que le otorgó una estrella en el pecho.

El domingo anterior fueron dos extranjeros los que se encargaron de anotar en tres oportunidades para botar el muro de los Guerreros.
El hondureño Jerry Bengtson en dos oportunidades y el argentino Mariano Torres se encargaron de anotar las tres dianas que les darían a los morados un aire en su lucha por el liderato a falta de dos fechas.

Al partido llegaron ambos cuadros urgidos de la victoria; el local ansiando mantenerse en la lucha para entrar entre los últimos cuatro y los visitantes intentando escalar posiciones en la tabla.

Con un partido con propuestas ofensivas de ambos lados, el juego de ida y vuelta fue un festín para los aficionados de ambos clubes, quienes vieron en ese fútbol vertical el fruto en llegadas al marco y cinco goles para celebrarlos brincando en la gradería.

Los de casa vinieron de abajo en el marcador en todo momento y no tuvieron el “punch” para doblegar a su rival. Claro que el Pérez que levantó la copa en diciembre anterior no es el mismo que hoy es destronado, las salidas sensibles lo diezmaron.

Al partido llegaron con las bajas por sanción de Fabrizio Ronchetti y Keylor Soto y sufrieron en la parte baja con Darío Alfaro, que salió del congelador para sustituir al capitán.

A lo largo del certamen también perdieron dos pilares, piezas claves para obtener el cetro el campeonato anterior, con la salida del defensor central Porfirio López y el volante Álvaro Sánchez.

A través de 20 fechas, el Pérez tampoco demostró su poder de campeón. Marcha sexto en la tabla, con siete victorias y misma cantidad de derrotas, con un porcentaje de gol negativo en -3.

Tampoco fue rival para los grandes del Clausura. Perdió ante Herediano y Saprissa sus dos juegos y dividió honores con Alajuelense y Santos.

La directiva de Pérez tendrá que tomar decisiones, ordenar la casa y realizar un análisis del fracaso del campeón nacional.

Ahora le restan dos juegos de trámite para posteriormente ceder su trono a un nuevo monarca que reinará en el país.

 


Ver comentarios