Primera planta de separación de líquidos de gas en Bolivia
Enviar

Primera planta de separación de líquidos de gas en Bolivia

201305101513351.planta-de-gas-licuado.jpg
El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró hoy la primera planta de separación de líquidos del gas natural de su país construida en la región oriental de Santa Cruz, con la que, según dijo, comienza una nueva etapa de industrialización de ese recurso natural.

La planta fue inaugurada por Morales en un acto en la localidad de Río Grande, a 60 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, al que también asistieron el vicepresidente Álvaro García Linera, el ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, y el presidente de la petrolera estatal YPFB, Carlos Villegas.

La planta, construida por la empresa argentina Astra Evangelista SA (AESA), tuvo un costo de $181,3 millones que fueron financiados con un crédito otorgado al Estado por el Banco Central de Bolivia.

YPFB pagó poco más de $1 millón a los indígenas guaraníes que habitan en la zona como una compensación por los trabajos en sus territorios.

La planta permitirá separar los líquidos del gas que Bolivia exporta al mercado externo para industrializarlos en este país.

La instalación procesará 6,5 millones de metros cúbicos diarios de gas para obtener 361 toneladas por día de gas licuado de petróleo (GLP), 350 barriles de gasolina natural estabilizada y 195 barriles de gasolina rica en isopentano, según el Gobierno.

Villegas señaló que una parte de la producción de GLP de esta planta dará al país "autosuficiencia" en el abastecimiento de este carburante y le significará el ahorro del dinero que se empleaba para importarlo y para subvencionar su precio en el mercado interno.

Explicó que la subvención en 2012 ascendió a $48,9 millones y que se gastó otros $61 millones para importar el producto, dinero que ahora será ahorrado por el país.

Añadió que la otra parte del GLP producido en Río Grande se exportará a Paraguay, que cada mes recibirá 5.500 toneladas del carburante boliviano.


Ver comentarios