Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 18 Octubre, 2017

¿Por qué el sobrepeso?

Se reporta con preocupación que el porcentaje de ticos que ostenta sobrepeso ahora es un 30% entre los hombres y del 33% en el caso de las mujeres. Es tema de intranquilidad por las consecuencias que sufren las personas que andan cargando kilos de más día tras día, y produce diabetes, problemas cardiacos y otros.

Es parte de una tendencia mundial y es producto de un fenómeno jamás visto en por lo menos 2 mil años; la mayoría de los habitantes tienen acceso a comida todos los días. Gracias a la “revolución verde” y a adelantos en la ciencia y en el transporte, donde antes no había suficientes alimentos ahora sí lo hay. Los estudios demuestran que las personas que han vivido en extrema pobreza en el momento de adquirir recursos como primera acción compran alimentos. Y especialmente buscan comida con grasa y proteína; carne de todo tipo es especialmente apetecida.

Su instinto es de comer mucho y frecuentemente; si pasaron en hogares como menores de edad, donde se comía dos tiempos y muchas veces ambos eran arroz, frijoles y quizás un huevo, cuando obtienen recursos llenan sus platos y comen hasta que no aguantan. La mayoría de los obesos en el país probablemente son personas que pertenecen a una primera generación salida de la pobreza.

En otras palabras, la presencia de tantos “gordos” en Costa Rica es un síntoma del éxito que ha tenido el país al levantar miles de personas de la extrema pobreza a por lo menos la clase media baja. Lo que ha faltado es enseñanza en las escuelas y colegios para todas estas personas que ahora viven mejor para educarlas en cómo comer verduras de varios colores, frutas, ensaladas y cómo reducir el consumo de carnes y carbohidratos.

Para muchos que leen esto y están cargados de peso excesivo, hay una explicación lógica. Si usted vino de un hogar donde escaseaba la comida, es natural que usted quisiera comer lo que le da la gana y en las cantidades que desea. Pero ¡ya es hora de tomar las riendas de su vida y cambiar sus comportamientos.

Como siempre al hablar de sobrepeso surge el tema de la comida rápida, que muchas veces tiene alto contenido de azúcar, grasa y otros elementos que provocan la gordura. La verdad es que es rico lo ofrecido por muchas de estas tiendas y es lógico que a muchos les guste. Lo que hay que hacer, como en todo en la vida, es comprar este tipo de alimentos con moderación.

La comida rápida no es culpable por la obesidad en el país, como algunos simplistas quieren argumentar. La solución a la gordura no es cerrar estos comercios lícitos que a tantos les agradan. Hay que educar a los consumidores para que tengan cuidado y coman de lo ofrecido por estas tiendas con moderación. Y no, el hecho de que la hamburguesa tenga tomate y lechuga ¡no implica que ha consumido usted ensalada!

[email protected]