Logo La República

Lunes, 16 de septiembre de 2019



NACIONALES


País entre los que más invierte en educación en Latinoamérica

¿Por qué limitar los recursos a la educación no es buena idea?

En los 80's se aplicaron recortes, dejando como saldo que solo el 37 % de los jóvenes completara la secundaria

Karla Barquero [email protected] | Miércoles 28 agosto, 2019

Una ilustración de un fajo de billetes, un birrete y una tijera
Elaboración propia/La República


Si bien es cierto, el país cuenta con recursos económicos que lo posicionan entre las regiones que más destinan porcentaje del Producto Interno Bruto a la educación, un recorte atribuido a la crisis fiscal no sería lo más acertado, principalmente por el fin del bono demográfico, asegura el Estado de la Educación.

En los años 80, se disminuyó el gasto educativo para alcanzar objetivos de estabilización fiscal en el corto plazo; consecuentemente, de los jóvenes entre los 15 y 17 años, solo un 37 % completó la secundaria.

Lea más: "Con el dinero que recibe, el sistema educativo debe hacer las cosas de mejor manera": director del Estado de la Nación

“En la actualidad, esta estrategia es más inoportuna porque el país enfrenta el fin del bono demográfico, hay menos jóvenes y una cantidad importante de ellos no asiste a secundaria. En este contexto, se requiere innovar para solventar los retos de cara a la cuarta Revolución Industrial. Aprendimos de los años 80 que el Estado puede cometer mala praxis y afectar directamente a generaciones de estudiantes”, advirtió Isabel Román, coordinadora del Estado de la Educación.

Los recortes a la educación pública también castigarían a las poblaciones más vulnerables.

El 99 % de niños de climas educativos bajos asiste a centros de enseñanza públicos, y para ellos es su única oportunidad para mejorar, por lo que fondos destinados a becas, transporte y alimentación se convierten en el ascensor social que se requiere para erradicar brechas.

Lea más: Docentes graduados se alejan del perfil que requiere el MEP

“Los dos millones de costarricenses que no completaron su educación deben servirnos de detonante para fortalecer el sistema para avanzar, pues contrario a lo que se cree, la inversión educativa no puede verse disminuida alegando el bono demográfico por los desafíos que nuestra sociedad moderna enfrenta, donde personas mejor formadas y con acceso a la tecnología podrán salir adelante y con ellas el país”, agregó Giselle Cruz, ministra de Educación.

Pero, ¿qué hacer ante un panorama de crisis fiscal y una educación con calidad cuestionable, en donde los docentes que forman a los estudiantes desconocen los programas de estudio? Lo que se debe hacer es una reasignación de los recursos, sugiere el informe.

“Recursos no sobran, el problema es que no están bien asignados en función de las grandes prioridades que el sistema debe resolver y que el país tiene. Se puede hacer más con los actuales niveles de inversión, es cierto, pero no significa que sea suficiente para sufragar una mejor educación”, aseguró Román.

Un claro ejemplo es atraer a los 53 mil menores de edad, de entre 12 y 16 años que no asisten a secundaria.


Los recursos


En Latinoamérica solo Chile supera a Costa Rica en la asignación de recursos por estudiante.

País Cifra en miles de dólares
Bélgica 12,8
Islandia 10,8
OCDE 10,8
Nueva Zelanda 12,2
Irlanda 10,0
Eslovenia 9,7
Portugal 8,5
Estonia 8,4
Israel 7,8
República Checa 7,8
Polonia 7,4
República Eslovaca 7,3
Letonia 7,2
Hungría 6,1
Chile 5,1
Costa Rica 4,4


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.