Logo La República

Martes, 15 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Plan fiscal ¿un parche o una solución definitiva?

Leiner Vargas [email protected] | Martes 25 septiembre, 2018


Plan fiscal, ¿un parche o una solución definitiva?

Durante las últimas semanas he sido interpelado por muchos de mis amigos, miembros de la prensa e inclusive, hasta por mi familia, para conocer mi opinión sobre el plan fiscal.

Empero, una de las preguntas más difíciles de responder me la han hecho mis estudiantes, ¿profesor, usted piensa que el plan fiscal es un parche o una solución definitiva? Sobre este tema quisiera hablarles, para tratar de explicarles las consecuencias de una u otra forma de verlo.

He de advertir que la solución fiscal en Costa Rica no puede darse aumentando el déficit social, dado que Costa Rica se encuentra al límite del precipicio en materia de pobreza, desigualdad y exclusión social.

Desde mi perspectiva, son más importantes las señales al mercado y particularmente, a los inversionistas, que los resultados de corto plazo que pueda tener la propuesta tributaria hoy en día presente en el plenario legislativo.

La reforma es claramente un cambio en la estructura e institucionalidad tributaria, que implica una modernización de la forma en cómo el país ha cobrado los impuestos.

Efectivamente, dicha modernización integra la tributación a la economía de los servicios, el área más dinámica de la economía y dónde seguirá creciendo el país. Se trata entonces de dos procesos paralelos, la modernización del impuesto de ventas y su transformación en impuesto al valor agregado y la necesidad de tener un impuesto sobre la renta, más acorde a las condiciones de la sociedad de hoy, claramente globalizada e integrada en diferentes naturalezas de renta.

¡Será entonces suficiente la reforma tributaria y fiscal en discusión! Seguramente sí, siempre que el gobierno haga su tarea por modernizar tecnológicamente a la tributación y cobrar mejor los impuestos. Seguramente sí, siempre que el país logre crecer y tener una nueva ola de expansión en la inversión y el empleo formal. Seguramente sí, siempre que se ajuste adecuadamente el gasto público a los ritmos de crecimiento de la economía y se modere, el crecimiento de los incentivos y las transferencias públicas.

La reforma tributaria es una especie de pasaporte para poder permanecer en condiciones macroeconómicas que propicien estabilidad, la otra parte, el crecimiento, dependerá de una clara política de inversión pública, de mejorar las condiciones para el desarrollo del empresariado, de tomar en serio la ciencia y la tecnología en la política pública y, sobre todo, de la voluntad, el entusiasmo y la pasión que cada uno de nosotros, como costarricenses, pongamos en lo que hacemos.

Es urgente entonces aprobar la reforma tributaria, con algunos ajustes impostergables que han planteado los sindicatos.

Es inmoral mantener el subsidio del Banco Central al Sistema Financiero regulado, aseguradoras, operadoras de pensiones y bancos, entre otros. Pagar el canon completo de regulación y no seguir siendo pasajeros gratis del sistema es impostergable para estos grupos privilegiados.

Urge también una rendición de cuentas claras en aduanas, no podemos seguir como hasta hoy con contrabando y evasión al galope.

Es necesario tener una mayor capacidad de intervención sobre el contrabando y la evasión fiscal, pero eso, señora Ministra de Hacienda, eso es su tarea y la del gobierno. Miro necesario el conversar sobre las exoneraciones fiscales y evitar que cooperativas y zonas francas sigan siendo pasajeros gratis, eso es inmoral en un país con tantos requerimientos de financiamiento y con tantos niños y niñas en pobreza y exclusión social.

Necesitamos que todos paguen el pasaje en este autobús del desarrollo. Si algunos van gratis que sean los más pobres, los niños y niñas en exclusión social o las personas con alguna condición de discapacidad.

Puedo decirles que sí, mi respuesta es que la reforma tributaria y fiscal es necesaria y puede con inteligencia ser la salida para que el país avance, pero de lo otro, del crecimiento y del desarrollo, somos parte involucrada todos los ciudadanos.

Para ello, para el desarrollo, necesitamos producir más y mejor, ser más competitivos. Arreglar lo primero, el tema fiscal es fundamental para continuar con la agenda de lo segundo, no hacerlo a tiempo puede ponerle grandes obstáculos al país en su desarrollo futuro. 






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.