Pistorius, libre bajo fianza
Oscar Pistorius quedó en libertad por las débiles pruebas que presentó la Fiscalía en su contra. ALEXANDER JOE-AFP/La República
Enviar

Pistorius, libre bajo fianza

El atleta deberá pagar unos 85.500 euros, además de entregar su pasaporte y armas

El atleta sudafricano Oscar Pistorius, acusado de la muerte de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, evitó este viernes ir a la cárcel al concederle el juez la libertad bajo fianza por las débiles pruebas que presentó la Fiscalía en su contra.
“He llegado a la conclusión de que el acusado debe ser puesto en libertad bajo fianza”, afirmó el magistrado Desmond Nair, al final de una vista en el Tribunal de la Magistratura de Pretoria que duró cinco días y durante la cual aplazó su dictamen cuatro veces.
El juez dio así la razón al abogado de Pistorius, quien había solicitado la libertad de su cliente, pese a la oposición de la Fiscalía.
Según las condiciones de la fianza, el atleta, de 26 años, deberá pagar un millón de rands (unos 85.500 euros), aunque obtendrá la libertad inmediata con el abono de 100 mil rands (unos 8.550 euros) por adelantado, teniendo hasta el 1° de marzo para pagar el resto.
Además, Pistorius tendrá que entregar tanto su pasaporte, como sus armas de fuego, entre otros requisitos.
Nair, que expuso sus argumentos durante unas dos horas ante una abarrotada sala y en presencia del atleta, criticó duramente la declaración, como testigo de la Fiscalía, del ex investigador jefe del crimen, el agente de policía Hilton Botha.

Botha fue cesado este jueves como responsable del caso tras confirmar la propia Policía que se le imputan siete cargos por intento de asesinato por un antiguo suceso.
El juez desestimó las pruebas aportadas por Botha para demostrar el presunto “carácter violento” de Pistorius, que se limitaban a testimonios vagos de tres personas amenazadas por el atleta que no presentaron denuncia ni ubicaban los incidentes en el tiempo.
Nair también recriminó al fiscal, Gerrie Nel, que presentara una entrevista concedida por Pistorius a una revista como única prueba de que el atleta posee una casa en Italia, donde podría, según la acusación, intentar huir.
“No veo que haya riesgo de que el acusado pueda tomar un vuelo” para huir de Sudáfrica, arguyó Nair, al agregar que las evidencias facilitadas por el fiscal “no muestran que el acusado sea propenso a cometer actos de violencia”.
Nada más anunciarse la decisión, en el fondo de la sala se escuchó un grito eufórico de “Yes!” (“¡Sí!”) de simpatizantes de Pistorius, que molestó visiblemente a algunos miembros de la familia del acusado.
Acompañado por dos policías, el atleta abandonó rápidamente la sala, donde se palpó la tensión durante las dos horas largas que duró la sesión.

Pretoria/EFE

Ver comentarios