Piloto tica participará en el Mundial de Motos en México
Enviar

La joven de 16 años, que fue la ganadora del campeonato 2017 de la Escuela de Motos (EDM) en categoría mixta (hombre-mujeres), representará al país en la primera edición del torneo motociclístico, que se realizará en la ciudad de Querétaro, en México.

Con tan solo 16 años, Andrea Sala está a horas de cumplir lo que será uno de sus más anhelados sueños: participar en un Mundial de Motos.

Cabe destacar que se espera que 18 o 20 nacionalidades sean representadas en este certamen de velocidad.

Para ella, quien desde que tenía tres años el subirse a una motocicleta era algo tan divertido y sencillo, el poder confirmar su participación en el Campeonato Italika Racing Road To MotoGP, la llena de orgullo al ser la única costarricense en participar.

“La invitación la recibí hace dos semanas, de Chicho Lorenzo, quien es el papá de Jorge Lorenzo, el actual campeón de MotoGP, me llamó para decirme que había sido seleccionada para participar en este campeonato femenino, en el que llegarán atletas de todo el mundo. Considero que esta es una excelente oportunidad para medir el buen nivel en el que me encuentro actualmente, en especial para darme a conocer fuera de Costa Rica y tener una oportunidad en el extranjero”, dijo la piloto costarricense.

El Italika Women’s World Cup se llevará a cabo este sábado 17 y domingo 18 de marzo, en el Autódromo Ecocentro, en la ciudad de Querétaro, en México.

“Por primera vez en la historia tenemos una Copa del Mundo femenina, es un espacio que se ha diseñado para mujeres de todo el mundo, donde puedan cumplir sus sueños y mostrar su pasión. Esto no tiene comparación a nivel mundial” declaró Roberto Martín del Campo, director de marketing de Italika.

Aunque la competencia oficial será el domingo, desde el día antes la corredora buscará obtener los mejores tiempos en las rondas de clasificación.

Sala tuvo la oportunidad de ir al Mundial Latinoamericano GP, en julio del año pasado, donde obtuvo la quinta posición en la categoría de Latinos. Desde entonces, entrena dos días a la semana para mejorar su rendimiento y seguir de cerca a su papá, el reconocido piloto Iván Sala, a quien considera su modelo a seguir.

“Mi preparación ha sido básicamente la misma durante estas semanas. Lo único que sí ha cambiado es que en las competencias trato de disminuir mi tiempo lo más posible, al punto de que en varias de ellas he logrado pasar a mi papá. Esto fue lo que sucedió en la última carrera, ya que al fin pude alcanzarlo a él”, aseguró riéndose la tica que ha destacado a nivel nacional en las distintas competencias de Super Bikes realizadas en el Costa Rican Touring Car Championship (CTCC) donde ha obtenido los primeros lugares de su categoría.

Para ella, que comenzó a correr a nivel internacional a los 13 años, el CTCC le ha servido para mejorar sus tiempos y medirse frente a competidores con más amplia experiencia que ella.



Ver comentarios