Logo La República

Martes, 12 de noviembre de 2019



NACIONALES


En octubre de 2020 deberían estar listos los estudios técnicos

Pesca de arrastre tiene un año para morir o revivir

Congreso avanza con proyecto que regularía actividad a ciegas

Jeffry Garza [email protected] | Lunes 04 noviembre, 2019

Melvin Núñez, diputado de Restauración Nacional que apoya la pesca de arrastre, y Katherine Arroyo, gerente de Incidencia de la Fundación MarViva, que adversa la actividad
Melvin Núñez, diputado de Restauración Nacional que apoya la pesca de arrastre, y Katherine Arroyo, gerente de Incidencia de la Fundación MarViva, que adversa la actividad. Elaboración propia/La República


El arte de pesca de arrastre para capturar camarón tiene aproximadamente un año para revivir o enterrarse, de acuerdo con el plazo que estipula un proyecto de ley que se discute en la Asamblea Legislativa.

Ese sería el tiempo que se le otorgue al Instituto Costarricense sobre Pesca y Acuicultura (Incopesca) para que realice estudios técnicos que hagan más sustentable esta práctica pesquera, tal y como lo solicitó la Sala Constitucional para su reactivación.

Sin embargo, los legisladores a favor de la iniciativa, incluido Melvin Núñez, diputado de Restauración Nacional e impulsor del proyecto, quieren darle el sí a la ley sin haber aprobado los estudios técnicos.

Lea más: Proyecto de pesca de arrastre con visto bueno de comisión legislativa

En su redacción, el proyecto propone que se transfieran recursos a Incopesca para que realice las investigaciones, y que en el plazo de un año se den licencias para reactivar la pesca de arrastre en Puntarenas y Guanacaste.

Esto es contrario al voto de la Sala Constitucional en 2013 que suspendió el arte de arrastre, el cual solicita los estudios técnicos antes de la reinstauración de cualquier actividad, explicó Katherine Arroyo, gerente de Incidencia Política de la Fundación MarViva.

Así las cosas, una acción de inconstitucionalidad podría bloquear el proyecto.

Por otra parte, ya existe un estudio técnico realizado por Incopesca para cumplir con las exigencias de la Sala.

Sin embargo, este es criticado por las organizaciones ambientalistas y los detractores del plan, pues aseguran que tiene muchas limitaciones y que se elaboró en un período muy corto.

El mismo Incopesca sugirió la elaboración del estudio complementario “Evaluación de la dinámica de población para la pesquería de camarón por buques de arrastre en el Pacífico de Costa Rica”, con el fin de tener insumos adicionales para restablecer la técnica.

El estudio propuesto está proyectado para realizarse en un plazo de dos años, con el fin de comparar datos en un período lo suficientemente largo para comprobar variaciones en la temperatura del agua, causadas por los fenómenos de El Niño y La Niña.

Lea más: 20 organizaciones forman frente contra la pesca de arrastre

Tanto esta investigación como la precedente determinarían la cantidad de licencias a emitir y su impacto económico, entre otros factores que el proyecto de Núñez pretende comprobar sobre la marcha.

“Sobre la sostenibilidad de este tipo de pesca, es importante mencionar que ninguna técnica de pesca por sí misma es sostenible, es la manera equivocada de entender el tema pesquero. La sustentabilidad de una pesquería tiene varios criterios concretos como el estado del recurso y el nivel de explotación [ ...]”, expresó Daniel Carrasco, presidente ejecutivo de Incopesca.

La efectividad de estos estudios determinará la reactivación de la pesca de arrastre, agregó Arroyo.

Paola Vega, diputada del Partido Acción Ciudadana, presentaría, junto a otros compañeros, una acción de inconstitucionalidad en contra del proyecto de Núñez en los próximos días.


División


La dependencia de la pesca de arrastre como fuente de ingresos y su daño ambiental divide a diputados, Gobierno y ambientalistas.

Katherine Arroyo

Gerente de Incidencia
Fundación MarViva


Las modificaciones hechas al proyecto no solucionan el problema de fondo.
La iniciativa sigue basándose sobre un experimento muy limitado que ha sido cuestionado por la Academia, pero también por el propio Incopesca.
Los ajustes que formula el diputado, lejos de resolver el problema, abren otros portillos para que la Sala Constitucional siga cuestionando la validez del proyecto.

Daniel Carrasco

Presidente ejecutivo
Incopesca


El legislador debe considerar la necesidad que tiene el país en determinar la cantidad de licencias de pesca que se podrían emitir ante una eventual aprobación de este proyecto, así como la reactivación económica de una provincia que históricamente ha dependido de la actividad pesquera.
Es importante fomentar el desarrollo de una actividad de pesca de una manera sustentable que contemple la ciencia y la técnica como criterios en la toma de decisiones sobre el manejo de recursos naturales.

Melvin Núñez

Diputado
Restauración Nacional


Es importante resaltar que el proyecto en su título dice pesca sostenible de camarón, y eso es lo que impulsa.
Al arte se le llama equivocadamente de arrastre, con una connotación negativa porque en realidad se le llama pesca de redes de fondo.
Si dicho arte está mal, deberían también prohibir el camarón importado que se pesca con arrastre en otras naciones. Lo hacen porque no hay otra forma de agarrar el camarón.



NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.