Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Periodismo omiso

Vilma Ibarra [email protected] | Miércoles 10 junio, 2015


Si un escándalo de este tamaño (FIFA) nos hubiese salpicado respecto de la gestión de un político, la onda expansiva sería de connotación nuclear

Hablando Claro
                                        
Periodismo omiso


Algo no estamos haciendo bien respecto al tema de la FIFA, la Fedefútbol y don Eduardo Li. Si un escándalo de este tamaño nos hubiese salpicado respecto de la gestión de un político, la onda expansiva sería de connotación nuclear,  pero tratándose de una de nuestras religiones ha privado hasta hoy una actitud de silencio y omisión.
Por supuesto que quisiéramos que la mayor trama de corrupción de esta transnacional no nos hubiera tocado; pero de ahí a no observar un mínimo de acuciosidad periodística (especialmente de quienes tienen capacidad para desarrollar periodismo investigativo) hay un enorme trecho.
Claro que es más fácil el efectismo de mostrar desnudas a las presentadoras venezolanas que apoyan a su selección, que meterse en camisa de once varas para indagar sobre un tema de tal magnitud que hasta el mismo presidente Barack Obama se refirió a sus bemoles en el marco de la cumbre alemana del G-7.
Pero lo cierto es que resulta imposible hablar de fútbol sin hablar de medios de comunicación y también lo es que no se puede hablar de fútbol y de medios sin hablar de grandes  negocios, pero no solo de los lícitos, sino también de jugosísimas comisiones como las que ahora salen a flote con los primeros detalles de las transacciones en torno a los muy apetitosos derechos de transmisión y comercialización de torneos y copas.
Siendo así y habiéndonos explotado el tema en la cara deberían los entendidos en la materia acercarse a la indagación y para ello mi colega Carlos Villalobos nos facilitó una guía básica de cuestionamientos que podrían ayudar a emprender la tarea en tres posibles vertientes. De la FEDEFUTBOL:
• Pago de impuestos
• Pago de cargas sociales
• Depósitos de los dineros ganados en el Mundial
• Transferencias del exterior
• Otra área de investigación podría ser la de los contratos por derechos de televisión:
• Quién o quiénes negociaron los contratos de televisión de la selección
• Los montos de los contratos, los plazos, cómo se pagaron, cómo se pagan
• La ruta de la negociación con la empresa trasnacional de derechos de TV
• La relación que hay entre la firma transnacional y los canales nacionales
• Y claro está, las posibilidades de vertientes respecto de la detención de don Eduardo Li y sus relaciones con los implicados:
• Cuántas veces entraron al país los hombres cuestionados o que han aceptado que pagaron sobornos
• Tienen participación en sociedades anónimas ticas
• Tienen alguna relación societaria con algún o algunos miembros de la Federación
• Varió su poder económico  en los años en que dirigió la Fedefútbol o ya era un acaudalado empresario cuando llegó a la directiva del balompié
• ¿Quiénes son sus socios, a qué se dedican, tiene sociedades o cuentas en el exterior, en los paraísos caribeños, en Panamá?
• Esas son solo unas cuantas de las muchas interrogantes que podrían iniciar líneas de indagación periodística. Muchas se desecharían en el camino por falta de sustento o por carecer de interés común. Otras podrían arrojar resultados de incuestionable interés público.

Vilma Ibarra


NOTAS ANTERIORES


Días variopintos

Jueves 13 diciembre, 2018

La tragicomedia nacional se carga con un poco de ironía pues fue la Administración Solís Rivera, ...