Películas llegarían a la TV a dos semanas de su estreno en cines
Foto Bloomberg.
Enviar

Los estudios de Hollywood, en su búsqueda por impulsar la estancada cifra de espectadores de películas en cines, están analizando la posibilidad de ofrecer a los fanáticos el arriendo casero de películas nuevas a un precio elevado, apenas dos semanas después de su debut en las salas de cine, según personas cercanas a las discusiones.

Los estudios buscan que los precios de alquiler cuesten entre $25 y $50 por film, dijeron las fuentes, quienes solicitaron no ser identificadas porque el caso aún no está resuelto. La cifra equivale a un par de entradas al cine en ciudades como Nueva York y Los Ángeles. Kevin Tsujihara, jefe de la unidad de Warner Bros. de Time Warner Inc., dijo en una conferencia de inversores el martes que ha mantenido conversaciones “constructivas” con los exhibidores de películas en cuanto a una oferta de arriendo de video doméstico premium y que está preparado para seguir adelante.

“Estamos trabajando con ellos para intentarlo y crear una nueva opción”, dijo Tsujihara. “Pero, independiente a si esto resulta o no y de la posibilidad de alcanzar dicho acuerdo con ellos, tenemos que ofrecer a los consumidores más alternativas previamente”.

Dicho plan, no obstante, podría desencadenar una lucha con los exhibidores de películas. Regal Entertainment Group y Cinemark Holdings Inc., dos de las cadenas de cine más grandes de Estados Unidos, se han resistido a los esfuerzos de Hollywood por reducir la exclusividad que ellas gozan con las películas nuevas. El año pasado, las empresas boicotearon los filmes de Paramount Pictures que fueron lanzados en video doméstico siete semanas después de sus estrenos en las salas de cine. Estas últimas siguen generando gran parte de las ganancias de las películas de Hollywood.

Cinemark, la tercera cadena de cines más grande del país, reconoció a principios de noviembre que sostuvo negociaciones preliminares con varios estudios sobre la posibilidad de lanzar un servicio de películas a pedido premium, sin revelar mayores detalles. La compañía, con sede en Plano, Texas, declinó hacer más comentarios. Regal y AMC Entertainment Holdings Inc. no respondieron las solicitudes de comentarios.

Los lanzamientos anticipados de las películas nuevas en los hogares de los televidentes podrían cambiar drásticamente una duradera tradición del sector que antecede a la televisión de pago, las transmisiones vía streaming y las videograbadoras. Las cadenas, incluyendo a Cinemark, solían disfrutar hasta seis meses los derechos exclusivos de los nuevos lanzamientos. En los últimos años, dicho periodo se ha reducido a cerca de 90 días, según la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Cine. Y durante el tercer trimestre del 2016, algunas películas nuevas estuvieron disponibles para su compra online dos meses y 26 días después de su estreno en cines.

Ver comentarios