“Patios Solares” florecen en comunidades de Estados Unidos
Las granjas comunitarias de energía solar son permitidas en 14 estados, con cerca de 100 megavatios en operación. Bloomberg/La República
Enviar

Un creciente número de consumidores están comprando “granjas solares” que le permite a arrendadores y ocupantes de apartamentos accesar a energía renovable producida en vecindarios que pueden ser los suficientemente pequeños para albergar un juego de béisbol de pequeñas ligas. Muchos de ellos son tan modestos que son llamados “Patios Solares”.

Las granjas solares convencionales como la de 550 megavatios de Berkshire Hathaway en California, se podrían esparcir sobre miles de hectáreas. Ellos venden su electricidad principalmente a empresas de servicios públicos a través de contratos a largo plazo. Los paneles de azotea, por su parte, están disponibles principalmente para hogares, y sólo pueden trabajar en alrededor del 30% de las casas de Estados Unidos. Las “granjas solares” ofrecen un camino intermedio.

{l1}industria_solar_global_se_prepara_para_el_exceso_de_oferta{/l1}

“Cualquier persona con algún interés en la energía solar puede participar”, dijo Eran Mahrer, director de utilidades para Tempe, compañía de energía solar con base en Arizona, el fabricante de paneles más grande de Estados Unidos.

Pertenecen a la comunidad

Bajo la opción de granjas comunitarias, los consumidores que compran parte del proyecto no usan directamente la energía producida. Esta es vendida directamente a un proveedor de servicios públicos. En cambio, las facturas de luz son reducidas, basado en cuánto la compañía pública compre de la granja comunitaria. En la mayoría de los estados, el contrato es controlado por las mismas regulaciones que necesitan las compañías públicas para comprar energía solar de sistemas de techo a precios de retail.

Las granjas comunitarias de energía solar son permitidas en 14 estados, con cerca de 100 megavatios en operación, suficientes para dar energía a cerca de 3 mil hogares. Eso incluye a California, el mayor estado solar, y Nueva York, que planea una reforma grande a sus políticas energéticas.

En los próximos cinco años, la cantidad de energía disponible podría aumentar cerca de 1,8 gigavatios si más estados promueven el desarrollo de proyectos y las personas aprovechan los incentivos federales. El Departamento de Energía de Estados Unidos anunció el mes pasado que proveería $287 millones para ayudar a financiar 280 megavatios de proyectos solares en comunidades de bajo ingreso e ingreso moderado.


Ver comentarios