Enviar
TURISMO
Para perderse en la naturaleza

El proyecto turístico Río Perdido en Guanacaste abre sus puertas mañana al público con una rica oferta de entretenimiento y buena gastronomía

La naturaleza es el principal aliado del proyecto turístico Río Perdido, inaugurado el lunes, pero que abrirá sus puertas mañana al público.
El nuevo complejo, ubicado en San Bernardo de Bagaces, cuenta con una extensión de 240 hectáreas con vistas panorámicas de la Cordillera Volcánica de Guanacaste, ríos, nacientes naturales de aguas termales, cañones y senderos.
También alberga uno de los pocos reductos de bosque tropical seco enano que existen en el país.
El crear esta opción fue idea de Gabriel Saragovia, biólogo y artista, quien al visitar la propiedad junto a su padre, que es arquitecto, quedó enamorado.
“Supimos que debíamos hacer algo, hablamos con socios idóneos que queríamos tener de nuestra parte y todos se enamoraron, fue muy fácil”, comentó.
La inversión para desarrollar el proyecto fue de $7,5 millones.
Además del atractivo natural, como el río Blanco y el río Aguacaliente, en la propiedad se construyeron tres piscinas que se nutren de agua caliente mineral, la cual se obtiene de pozos.
A esto se suma un restaurante cuya oferta gastronómica es fiel a la cocina típica costarricense, sin dejar de lado otras novedosas opciones.
También se construyó un spa con tratamientos variados, así como alternativas para los aventureros, entre ellas el tobogán aéreo, vías ferratas, “Tarzán Swings” o péndulos humanos y un bikepark para los amantes del ciclismo de montaña.
Se espera que en una segunda etapa se incluya servicio de hospedaje.
El precio de introducción para los visitantes es de $45, incluye almuerzo y todas las atracciones.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios