País ambiciona con convertirse en laboratorio de descarbonización
Enviar

Costa Rica busca proyectarse en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) como laboratorio del proceso de descarbonización profunda de la economía.

Para lograrlo, el país adoptará una meta universal de emisiones per cápita, para medir la huella de carbono individual: máximo de dos toneladas de CO2 al 2050 y de una tonelada de CO2 al 2100.

“En cuanto a la contribución de Costa Rica, mantiene compromisos anteriores y busca profundizarlos, introduciendo el compromiso de acción climática para lograr una descarbonización profunda de la economía”, comentó Edgar Gutierrez, ministro de Ambiente y Energía.

De igual forma, una de las medidas anunciadas recientemente ayudarían con esta ambiciosa propuesta de laboratorio de descarbonización.

Una estrategia nacional para el desarrollo ganadero bajo en carbono, con el compromiso de la Cámara de Productores de Leche y la Corporación Gandera, así como la donación por 7 millones de euro  por parte de Inglaterra y Alemania para disminuir emisiones de gases de efecto Invernadero en 25 mil hectáreas nacionales de café serían una de las acciones, sumado a otras iniciativas.

No obstante, seguirá siendo el sector transporte la barrera de este anhelo país. Del total de gases de efecto invernadero emitidos en Costa Rica el año pasado, 64,7% provino de este sector, de acuerdo con datos del Estado de la Nación, destacando que entre el 2013 y 2014, el parque automotor aumentó un 5% con 1,4 vehículos en carreteras nacionales.



Ver comentarios