Oportunidad para el bipartidismo
Enviar

Socialcristianos surgen como segunda fuerza política

Oportunidad para el bipartidismo

Facilitaría aprobación de proyectos que a usted le interesan

Entenderse entre dos es más sencillo.

201305132303240.n11.jpg
Ese puede ser el beneficio que usted perciba en el próximo gobierno de cumplirse la recuperación del PUSC como segunda fuerza política, según las últimas encuestas.
Además, lleva ventaja en la logística para elegir candidato.
El buen momento es alentado además con el desgaste de los libertarios y Acción Ciudadana, ambos con problemas para encontrar una figura atractiva para el electorado.
La posibilidad de contar con solo dos partidos fuertes trae ventajas a la democracia.
La facilidad de llegar a acuerdos políticos para impulsar proyectos para acabar o disminuir el déficit fiscal, impulsar acuerdos de comercio o promover reformas a la ley de concesiones es el mayor beneficio.
Esto, porque es mucho más fácil que dos partidos negocien a que ocho o diez agrupaciones distintas —con visiones ideológicas divergentes— logren un consenso.
201305132303240.n111.jpg
La crítica contra el bipartidismo era la distribución de poder entre ambos, y concesiones a favor de uno u otro a cambio del apoyo en proyectos de interés.
Con el multipartidismo el diálogo es más complejo, y lo que sucede es que muchos temas ni siquiera llegan a resolverse.
Por eso, un cambio de fuerzas puede ser favorable para refrescar la dinámica en la Asamblea y que usted perciba el beneficio de una democracia más eficiente.
Por cierto, Rodolfo Hernández, exdirector del Hospital de Niños, y Rodolfo Piza, expresidente de la Caja, llegan a la convención del partido, en la que se definirá el contendiente rojiazul para las elecciones nacionales.
Entre ambos existe el acuerdo de apoyar a quien gane.
Ambos tienen un caudal electoral más alto del que se presume podrían tener hoy las figuras del Libertario y el PAC.
El debilitamiento de la Unidad dio vida al multipartidismo, y el desgaste de esos partidos hoy fortalecería su vuelta.
En la acera de Acción Ciudadana, de cinco candidatos solo Epsy Campbell supera el margen de error en las encuestas. El resto, son invisibles para el electorado.
Por si eso fuera poco, ninguno cumple con los requisitos impuestos por el propio partido para ser candidato oficial, por lo que será necesario que la Asamblea Nacional del partido “flexibilice” sus estatutos.
En ese sentido su líder histórico, Ottón Solís, se ha mantenido alejado de la contienda interna, sin importar que el PAC se dirige a una derrota histórica.
El caso del Movimiento Libertario tiene ciertas similitudes.
Desgastado de tres procesos electorales consecutivos, su eterno aspirante Otto Guevara parece no cumplir con las expectativas de los electores.
Los libertarios han retrasado el anuncio de su candidato presidencial a la espera de que se conforme una alianza opositora. No obstante, esto parece más una quimera que realidad, pues ni aparecen en las encuestas.

Esteban Arrieta
[email protected]



Ver comentarios