Ogier toma distancias
Sebastien Ogier (FRA/Volkswagen Polo) triunfa en Portugal y apunta hacia el campeonato.Francisco Leong/La República
Enviar

Ogier toma distancias

Venció en Portugal y se postula como el digno sucesor de Loeb

El francés Sebastien Ogier (Volkswagen Polo) se impuso en el Rally de Portugal, tercera prueba del Campeonato del Mundo (WRC), y lo hizo por delante de los finlandeses Mikko Hirvonen (Citroen DS3) y Jari-Matti Latvala (Volskwagen Polo).

201304142300470.a111.jpg
Con esta victoria, la tercera en cuatro carreras, el piloto de Gap se distancia en la cabeza del Mundial y se postula como el digno sucesor de su compatriota Sebastien Loeb (Citroen DS3), ganador de los últimos nueve campeonatos y que esta temporada sólo correrá cuatro carreras por decisión propia.

Ogier dominó el Rally portugués de principio a fin y no dio opción alguna a sus más inmediatos perseguidores. Ayer, en la tercera y última jornada, a pesar de haber tenido problemas con la transmisión de su vehículo, marcó el mejor tiempo en el cuarto tramo disputado del día, la súper especial de Almodóvar, de 52,30 kilómetros.
En la última jornada, el protagonismo recayó en el noruego Mads Ostberg (Ford Fiesta RS) y en el propio Ogier, que se repartieron los cuatro tramos corridos hoy.
El piloto noruego logró el mejor crono en la primera especial de la jornada, Silves, de 21,52 kilómetros, seguido por el finlandés Mikko Hirvonen, que conseguía arrebatarle a su compatriota Latvala la segunda plaza en la general.
Si las dos anteriores jornadas del Rally portugués presagiaban un claro dominio de los Volkswagen y el más que seguro doblete de los pilotos del equipo alemán en el podio final, los problemas de transmisión en el primer tramo hicieron que Ogier cediera 35 segundos; Latvala, por su parte, perdió un minuto y 16 segundos, cayendo así hasta la tercera plaza de la general.
Sin embargo, los problemas se solucionaron para el astro francés y finalizó la segunda especial en segunda posición, sólo por detrás de Ostberg, 16,8 segundos más rápido. Latvala no consiguió solucionar sus problemas y concluyó el tercer tramo a tres minutos, tres segundos y cuatro décimas del noruego.
El finlandés consiguió salvar plaza de podio y mejoró su rendimiento en el tercer tramo, ganado, de nuevo, por Ostberg, que recortaba tiempo en la general y ascendía hasta la undécima plaza.
Con el podio prácticamente resuelto se corrió el tramo final, la
súper especial de Almodovar, ganada por Ogier, que rodó 3,3 segundos más rápido que Ostberg y 4,9 que Latvala, su compañero de equipo.
Con este triunfo, el francés se sitúa 54 puntos por delante de
Hirvonen en la clasificación general, y su equipo, Volkswagen,
supera a Citroen en el campeonato de constructores.

Portugal
EFE


Ver comentarios