Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Obligación contra ilusión en Final Nacional

Walter Herrera [email protected] | Martes 19 diciembre, 2017



Pérez Zeledón venció 2-1 a Herediano en el Rosabal Cordero en el cierre de la cuadrangular y se metió en la final del campeonato nacional para jugar dos partidos más ante los florenses.

Esta vez, los rojiamarillos llegarán al encuentro de mañana con el total de su planilla descansada y dispuesta a culminar la tarea a la cual fueron asignados al inicio del torneo, obtener el bicampeonato.

En Herediano se percibe una gran calma, la mayoría de sus futbolistas ganaron el certamen local más de una vez, con la camisa florense o vistiendo la de otro club, lo cual suma vasta experiencia al camerino.

Lea más: Guerreros montaron un espectáculo a lo “Rocky”

Su técnico, Hernán Medford, ya habla de una “fiesta futbolística” la que se viene mañana en el Valle de El General y el sábado en la ciudad de las flores.

Los florenses aún no se ganan el aguinaldo. El objetivo inicial no se ha cumplido y están a dos pasos de obtenerlo, ante un rival que complica en su casa pero carece de experiencia en instancias finales y una planilla más humilde.

El vigente campeón llegará con sus más de 20 hombres descansados, y con el chip de tigre asesino que los caracteriza, buscando sellar la estrella 27 en su escudo.

Ya con Saprissa fuera de la contienda, la pelea pareciera ser una lucha entre David y Goliat.

En este caso, David, a como queremos ilustrar a Pérez, tiene la ilusión y no obligación de alzar el cetro. A parte de Herediano, Saprissa y Alajuelense, los restantes nueve equipos del campeonato tienen objetivos distintos. 

Algunos buscan sacar jugadores jóvenes y venderlos a los equipos tradicionales y otros sueñan con clasificar a las siguientes rondas y aumentar la taquilla.

En el caso de los guerreros del sur, ser campeón nunca ha sido una obligación, resulta más una ilusión. Haber llegado hasta ahí es como ganar alguno de los premios de la lotería nacional, ganarlo sería como pegar el “Gordo”, un bono no presupuestado.

Sin embargo, este factor no necesariamente será negativo. Ser el desvalido en una confrontación como esta puede traer resultados sorpresivos.

Lea más: Única deuda pendiente de Herediano es con Saprissa

Desde David y Goliat hasta Donald Trump, la historia nos ha enseñado que no ser el favorito puede ser el arma secreta.

Por lo general, el “débil” no tiene que jugar por las reglas. En este caso, un planteamiento ofensivo y sin censura del técnico José Giacone, podría sorprender a su colega Hernán Medford, quien carga la presión en sus hombros.

Jugar seguro, cauteloso y con exceso de respeto con el rival, solo fortalecería el plan de juego del campeón nacional.

Además, el Pérez tiene una enorme ventaja. Al no tener nada que perder, los miedos desaparecen. Todo se definirá a partir de mañana a las 8 p.m. en el estadio Municipal Pérez Zeledón.


NOTAS RELACIONADAS


¡Junten a Wilmer y a Javier!

Lunes 20 noviembre, 2017

Dirigencia del Alajuelense podría matar dos pájaros de un tiro