Enviar
Miércoles 22 Junio, 2011

Nuevos aires al debate fiscal

El pasado viernes 19 de junio, el ministro de Hacienda, Fernando Herrero, y el diputado Francisco Chacón, llegaron hasta mi despacho para dialogar sobre el tema fiscal, eje particularmente grave de nuestra realidad nacional.
Tal y como lo consignaron los medios de comunicación, en la reunión de más de una hora de duración, el tema principal no fueron los impuestos, ni tampoco el Ministro me planteó que negociáramos en torno al texto sustitutivo del paquete fiscal, que pretenden enviar al Congreso.
Hablamos de la crisis, de sus posibles salidas, y que no afectaran a los sectores de menores ingresos, lo que ha sido mi tesis desde que arrancó este debate.
Al final llegamos a conclusiones de suma importancia para el país. El Ministro se comprometió a integrar desde esta misma semana, 14 grupos que con un plazo máximo de dos meses, trabajarán sobre las propuestas que desde mi despacho, y con la participación de la Autoridad Presupuestaria, elaboramos para construir una alternativa al déficit fiscal que iniciara el proceso hacia una auténtica reforma fiscal, incorporando los temas que tienen que ver con toda la realidad presupuestaria de las instituciones descentralizadas, y también con ámbitos sensibles de nuestra realidad fiscal, tales como evasión, exoneraciones, morosidad tributaria, niveles de recaudación y calidad del gasto, entre otros.
Paralelamente, la Comisión de Hacendarios iniciará el conocimiento del nuevo texto de la llamada “solidaridad tributaria”, proyecto de Gobierno, tal y como se tramitan todas las iniciativas que llegan a esa instancia legislativa.
En esta forma se está armonizando el procedimiento hacia dos propuestas estratégicas que se han planteado de cara al cuantiosísimo déficit que enfrenta el país.
Estoy convencido de que en las multimillonarias arcas de las instituciones autónomas, en la reducción y eliminación de gastos superfluos, y también en la reestructuración de toda nuestra realidad tributaria actual, podremos encontrar recursos que nos permitan resolver los problemas de hoy, y avanzar hacia una nueva visión en el campo fiscal.
En dos meses tendremos un panorama bastante claro al respecto. Si, a partir de este diagnóstico, llegamos a la conclusión de que se requieren nuevos impuestos o aumentar los existentes, analizaremos entonces cuáles, en qué monto y determinaremos hacia dónde se dirigirán esos recursos. Antes no.
Esa ha sido mi posición y la de la fracción socialcristiana a lo largo de todo este proceso cuando se ha hablado de crisis fiscal, y esa posición la mantendremos de manera indeclinable hasta el final.
Personalmente confío en que en esta misma semana el ministro Herrero dé el banderazo para que esos grupos inicien su labor, de conformidad con los planteamientos que les entregué a él y a la señora Presidenta de la República. De mi parte ambos pueden tener la certeza de que paralelamente analizaremos con seriedad su propuesta sobre el tema fiscal, cuando esta llegue a la Comisión de Hacendarios.

Luis Fishman
Diputado
Presidente Comisión Asuntos Hacendarios