Sebastián Rodríguez

Enviar
Viernes 22 Marzo, 2013

Empresas cuya competitividad depende de la innovación constante tienen que pensar cuidadosamente cómo crear los ambientes para que esta fructifique


¿Quiénes Somos?

Nuevas fronteras y la innovación

A finales de febrero, las noticias del mundo de negocios discutieron ampliamente una decisión de Marissa Mayer, la nueva CEO para la empresa de alta tecnología Yahoo!. Ella decretó que el beneficio de trabajar desde la casa mediante el teletrabajo se iba a revocar y que todos los empleados tendrán hasta el mes de junio para comenzar a trabajar desde una sede de la compañía.
El teletrabajo es una novedad, que debido al avance exponencial de la tecnología en los últimos años, se ha hecho fácil de ejecutar.
Con una conexión de banda ancha a Internet y una computadora portátil con capacidad de conexión segura, la posibilidad del teletrabajo se vuelve una realidad. Permite una flexibilidad para el empleado y a la vez elimina muchas distracciones rutinarias que existen en la oficina.
Con el solo hecho de eliminar el tiempo de traslado al trabajo, el empleado recupera una o más horas al día. El teletrabajo se ha vuelto una herramienta muy útil para bajar costos en una organización y también puede ser un incentivo para los empleados.
No sorprende entonces que la decisión de Mayer haya sido una de las noticias más discutidas y pone en perspectiva los cambios drásticos que han sucedido en la última década. En realidad es imposible negar que el teletrabajo es un nuevo territorio para todos.
A pesar de ser un comunicado confidencial, pocos minutos después de su distribución, varios empleados ya lo habían circulado a los medios mostrando su descontento.
Mayer insiste en ejecutar la decisión aunque la critiquen en los medios y algunos empleados renuncien a sus puestos. Argumenta que las empresas de tecnología se tienen que enfocar en la innovación. Continúa explicando que la clave para la innovación exitosa está en la intercomunicación entre todos los empleados.
Interesantemente, Mayer reconoce el hecho de que está retirando un beneficio. Ella no lo dice directamente, pero explica que a los empleados se les van a dar beneficios adicionales después de la decisión. Menciona beneficios como una cafetería con comidas gratuitas, entre otros.
A pesar de las ventajas del teletrabajo, Mayer no está sola en sus apreciaciones sobre la innovación. Steve Jobs pidió que el diseño de la sede de Apple se construyese de modo que se provocara el mayor número de interacciones no planeadas entre los empleados.
Su argumento fue el mismo que el de Mayer: la innovación requiere el contacto humano en condiciones distendidas.
Empresas cuya competitividad depende de la innovación constante tienen que pensar cuidadosamente cómo crear los ambientes para que esta fructifique y, en este sentido, Mayer y Jobs opinan y apuestan que la interacción humana directa, sin tecnología de por medio, es insustituible.
La tecnología puede llevar a nuevas fronteras, pero siempre se debe evaluar su impacto en la innovación.
 

Sebastián Rodríguez Álvarez