Logo La República

Lunes, 2 de agosto de 2021



NACIONALES


Agua embotellada fue la primera en adquirirla

Nueva etiqueta ambiental facilitará ingreso de productos nacionales al mercado europeo

El próximo año se sumará a la iniciativa la reconocida cerveza Imperial

Jeffry Garza jeffrygarza.asesor@larepublica.net | Viernes 25 junio, 2021

una persona sostiene una botella de agua con una etiqueta que dice eco
Imagen con fines ilustrativos. Elaboración propia-Shutterstock/La República


Una nueva etiqueta ambiental que se puso en marcha en el país busca aumentarle el atractivo de los productos nacionales, principalmente en el mercado europeo.

Este distintivo evidencia que su proceso de producción cumple con medidas de sostenibilidad orientadas a reducir el impacto hacia el medio ambiente.

El agua embotellada de la empresa FIFCO, envasadas con material 100% reciclado, fue la primera en someterse al Programa Nacional de Etiquetado Ambiental, liderado por el Ministerio de Ambiente y Energía.

Y trascendió que la reconocida cerveza Imperial, también producida por FIFCO, se sumará a la iniciativa a partir del próximo año.

El plan de sostenibilidad forma parte de la Alianza Ambiental de América, desde la cual se procura que la región tenga un mayor número de productos amigables para exportar a Europa.

El desafío es aumentar el número de productos de consumo masivo con la etiqueta ambiental regional circulando por los países participantes de la alianza.

La estrategia comercial regional también coincide con el crecimiento global del consumo de productos sostenibles, con un incremento de un 71% en los últimos cinco años, según una investigación de la Unidad de Inteligencia de The Economist.

Lea más: País contará con etiquetas ambientales para los productos

“Estamos muy satisfechos de presentar las primeras etiquetas ambientales ya en el mercado y esperamos sumar cada vez más aliados para que paulatinamente vayan llegando nuevos bienes con las diferentes etiquetas ambientales en productos como: concreto, artículos de limpieza, café, electrodomésticos, aires acondicionados; entre otros”, dijo Andrea Meza, ministra de Ambiente.

Igualmente, la iniciativa tiene como objetivo establecer las reglas de cómo va a operar en el país el proceso de etiquetado, el cual será de dos tipos: la de tipo I, que evalúa el desempeño ambiental, y la de tipo III, que es una declaración de información ambiental del producto, sustentada en normas internacionales.

Las de tipo I identifican un producto que cumple unos condicionantes en su ciclo de vida en función de su categoría y no ofrecen información cuantitativa, de acuerdo con la definición de la Organización Internacional para la Normalización (ISO). Por ejemplo, un grifo certificado bajo esta categoría garantiza un caudal máximo de agua.

Por otra parte, las ecoetiquetas tipo III se otorgan a aquellos productos que declaran sus principales impactos ambientales en temas como agua, suelo o aire, provenientes de un análisis de ciclo de vida que incluye todas las etapas relevantes de su cadena de valor. En este caso, el agua embotellada certificada, además de su envase reciclado, genera otros impactos positivos en su proceso de producción, como un menor uso de agua, protección de bosques o recuperación de desechos, entre otros.

Lea más: País contará con programa nacional de etiquetado ambiental y energético

Otros beneficios de promover el etiquetado ambiental son que traduce los términos técnicos o científicos a un lenguaje más sencillo para el consumidor; facilita la escogencia de un producto con mejor desempeño ambiental y es un factor diferenciador respecto a otros artículos convencionales.

Serán organismos externos los que tramiten el etiquetado para los interesados en darle ese empujón a su producto.

“El trámite para conseguir el uso de una etiqueta ambiental tipo III en un producto o servicio dependerá de que exista la respectiva Regla de Categoría de Producto (RCP) para ese artículo. Si es así, un organismo de evaluación de la conformidad debidamente acreditado evalúa la declaración ambiental del producto; si cumple con lo estipulado en las normas y la RCP, el organismo de evaluación de la conformidad emite una declaración de verificación y el MINAE, con base en ese certificado, le da el derecho de uso de la etiqueta […]”, explicó Shirley Soto, jerarca de la Dirección de Calidad Ambiental del MINAE.


TIPOS DE ETIQUETADO


Estos son en principio los dos tipos de etiquetado que llevarán los productos considerados como ambientalmente sostenibles:

Tipo I Identifican un producto que cumple unos condicionantes en su ciclo de vida en función de su categoría y no ofrecen información cuantitativa
Tipo III Se otorgan a aquellos productos que declaran sus principales impactos ambientales en temas como agua, suelo o aire, provenientes de un análisis de ciclo de vida que incluye todas las etapas relevantes de su cadena de valor


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.