Logo La República

Lunes, 26 de octubre de 2020



IVA


No nos ilusionemos: gravar transacciones financieras es como incrementar el IVA

Redacción La República [email protected] | Lunes 28 septiembre, 2020

Shutterstock/La República
Shutterstock/La República


La idea de gravar las transacciones financieras – más que todo las compras mediante tarjetas de crédito y débito – es genial para el Gobierno, en le medida en que genere plata, mientras el público no lo detecte, por ser invisible.

Pero no nos ilusionemos.

Gravar las transacciones financieras sería parecido a incrementar el Impuesto sobre el Valor Agregado en alrededor del 1%, incluso es igual regresivo, ya que tanto el rico como el pobre pagaría la misma tasa.

Calcular el impacto preciso en la sociedad es imposible, hasta que se vea ya operativo; sin embargo, podemos hacer algunos estimados.

Lo básico del Impuesto sobre transacciones financieras (ITF) es que se acumula, al ser cobrado en cada etapa de una serie de transacciones, sin recuperación en ningún nivel, como sucede con el IVA

Así que un nuevo producto importado o hecho acá, pagaría el ITF cuando es vendido a un mayorista, otra vez con la venta al detallista, y así hasta el consumidor final - e incluso podría haber más etapas, dependiendo en el comercio específico.

Lea más: ¿Por qué sería negativo establecer un impuesto a las transacciones bancarias?

Mientras el comerciante a cada nivel además paga el ITF en el pago de los insumos, desde electricidad y alquiler hasta empleados y mercadeo.

Al no recuperar esos montos, el ITF infla el precio final de cualquier producto o servicio, ya que cada nivel comercial pasará el costo del tributo a la etapa siguiente.

Lea más: ¿Qué compromisos asumiría el gobierno con el FMI?

Así que la tasa pagadera sería bastante mayor que el nominal del ITF, la que sería del promedio del 0,3% en cada transacción.

El ITF se aplica al comercio no solo de los productos sino también a todos los servicios.

El pago mediante las tarjetas sería la principal fuente del ITF; sin embargo, se cobraría también a la planilla de una empresa, así como cualquier depósito o retiro de una cuenta bancaria, entre otras transacciones.

En el ejemplo simplificado que sigue, nos damos cuenta que con solo cuatro niveles en una cadena comercial, el ITF no sería del 0,3%, sino casi el 1%.

En la medida en que haya más niveles comerciales, mayor aún sería la tasa pagadera.


Sin ilusiones


El ejemplo es de una bien importado, para la compra del cual el consumidor pagaría casi el 1% del valor final, aplicando la tasa propuesta promedio del impuesto sobre transacciones financieras del 0,3% (montos en dólares).

Nivel Valor Impuesto
Importador 1.000 3
Mayorista 1.333 4
Detallista 1.666 5
Consumidor 2.000 6
Total impuesto 18
% del precio final 0,9


NOTAS RELACIONADAS


Mujer frente a tarjeta de crédito

Nadie se salvaría del impuesto a las transacciones bancarias

Martes 22 septiembre, 2020

Sectores advierten que desincentivaría la bancarización y aumentaría la delincuencia por el alto efectivo circulante





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.