Nicaragua boicoteó final del Celac
Enviar

Nicaragua boicoteó final del Celac

Debido a que Nicaragua se fue y cedió su espacio al representante independentista de Puerto Rico en la sesión plenaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), Luis Guillermo Solís decidió ayer cancelar el diálogo privado entre los presidentes en dicha cumbre.
De esta forma, y sin mayores acuerdos, terminó ayer la reunión de mandatarios en suelo patrio, la cual costó unos $4 millones.
La decisión de Solís de rechazar la solicitud de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, se debe a que se podría haber generado un antecedente negativo para los subsiguientes encuentros regionales.
“De haber permitido la solicitud de Nicaragua, cualquier país, en cualquier momento, tendría la potestad de nombrar como miembro de su delegación a cualquier persona que pudiese generar una situación incómoda en una cumbre”, sostuvo el mandatario.
El día previo al nuevo encontronazo, Ortega increpó a Solís por haberle dado el uso de la palabra a los representantes de la OEA y de la Unión Europea, pues los consideró como “capitalistas colonialistas”.
Asimismo, criticó al Presidente costarricense por censurar la solicitud de Nicaragua de incorporar un artículo en la declaración final, para que la Celac apoyara la lucha independentista de Puerto Rico, la cual no se negoció en las reuniones previas entre cancilleres.
Al margen de este penoso incidente diplomático, los presidentes acordaron apoyar el plan para la seguridad alimentaria de la región que elaboró la FAO.
El objetivo de esa iniciativa es sacar a millones de latinoamericanos de la pobreza, por medio de un plan sistemático y coordinado entre todos los países.
Se calcula que en el subcontinente hay unos 170 millones de personas que no logran satisfacer sus demandas básicas.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios