Enviar
Ambas fuerzas iniciaron negociaciones para conformar un gobierno en Israel
Netanyahu no alternará poder con Livni

Estados Unidos asegura estar deseosa de trabajar con la nueva administración

Jerusalén
EFE

Benjamín Netanyahu, líder del Likud, la posibilidad de alternarse en la jefatura del Gobierno con Tzipi Livni, cuyo partido (Kadima) fue el más votado en las elecciones de este martes, y aseguró que será él quien presida el próximo Ejecutivo de Israel.
Durante un encuentro con los diputados de su partido elegidos en las urnas, Netanyahu aseguró que Livni debe dejar de lado consideraciones políticas y unirse a un Gobierno presidido por él.
“Hemos recibido un mandato del pueblo y debemos dirigirnos a nuestro socios naturales y, luego, tratar de expandir el Gobiern”, dijo Netanyahu a sus diputados, a quienes aseguró que “no habrá rotación de poder”, una posibilidad que habían apuntado los analistas y que ya se había dado en Israel en el pasado.
Tras las elecciones de 1984, la mayoría de los grupos parlamentarios recomendaron al jefe del Estado que encargase el gobierno al entonces líder del Likud, Isaac Shamir, cuya lista había sido menos votada que el partido laborista encabezado entonces por Peres, pero contaba con el apoyo de otros grupos.
Como solución, Shamir y Peres acordaron la formación de un Gobierno de unidad nacional en cuya jefatura se alternaron.
Netanyahu inició ayer las negociaciones para encabezar una coalición y se reunió con el dirigente del partido judío ortodoxo sefardí Shas, Eli Yishai, cuya formación obtuvo 11 diputados.
Más tarde mantuvo un encuentro con el líder del ultranacionalista Avigdor Lieberman, cuya formación -Israel Beitenu- con 15 diputados, se perfila como un partido bisagra que podría dar la jefatura del Gobierno tanto a Netanyahu como a Livni.
Será decisión del presidente israelí, Simón Peres, encargar a uno o a otro la formación del próximo Ejecutivo en base a consultas con los 13 partidos que han sido elegidos para formar la próxima Kneset.
Entre tanto el Gobierno de Estados Unidos dijo que está deseando trabajar con Israel, con independencia de quien resulte elegido líder de su Ejecutivo, y espera que sus nuevas autoridades continúen buscando un camino hacia la paz.
“Israel es una democracia floreciente y está en medio de un proceso constitucional para formar un Gobierno, y estamos deseando trabajar con el nuevo Ejecutivo” una vez esté constituido, afirmó el portavoz adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos, Robert Wood.
“Tenemos una agenda robusta con el Gobierno de Israel y estamos deseando impulsarla con el nuevo Ejecutivo", agregó.
El portavoz no quiso especular sobre las posibilidades en la formación de Gobierno en Israel, al sostener que esta decisión no le corresponde a la administración estadounidense.
Eso sí, una vez Israel tenga su Gobierno y decida qué políticas aplicará, Estados Unidos conversará con las autoridades correspondientes, quienes quiera que sean, apunto Wood.
La centrista Tzipi Livni y el conservador Benjamín Netanyahu comenzaron hoy los contactos para formar Gobierno en Israel tras el corto margen entre ambos que dejaron los comicios de ayer, una pugna en la que la derecha aparece como posible árbitro.
Con el 99% de los votos escrutados, el partido centrista Kadima, que lidera Livni, se coloca en primer lugar con 28 escaños de los 120 que componen el Parlamento israelí, seguido por el derechista Likud de Netanyahu, con 27.
Preguntado por la preocupación de algunos aliados árabes en Egipto y otros países sobre Avigdor Lieberma, líder de la tercera formación más votada en los comicios, la ultraderechista Israel Beitenu (Israel es Nuestro Hogar), Wood dijo que “no corresponde a Estados Unidos hacer este tipo de valoraciones”.
“Ésta es una decisión que tendrán que tomar los israelíes. Una vez el nuevo Gobierno esté formado, independientemente de quien lo conforme, trabajaremos con ese Gobierno”, recalcó.
En cuanto al proceso de paz entre palestinos e israelíes, Wood señaló que Estados Unidos ha trabajado a lo largo de los años con distintos gobiernos hebreos para tratar de impulsar un acuerdo.
“Eso sigue siendo nuestro objetivo. Una vez un Gobierno esté constituido, podremos sentarnos con él y hablar sobre varios asuntos que afectan a Oriente Medio”, indicó.
Sobre si Washington espera que Israel continúe con la idea de la solución de dos Estados, Wood respondió que eso es lo que Estados Unidos ha "estado persiguiendo”.
“Por supuesto que esperamos que el nuevo Gobierno continúe persiguiendo un camino hacia la paz. No tengo ningún motivo para pensar que el nuevo Ejecutivo no lo hará”, explicó.
Ver comentarios