Negocio de la belleza se expande
Cristina Ortiz, Leonora Jiménez y Miguel García son los socios de Allure. Esteban Monge/La República
Enviar

201512221701570.recuadro-12.jpg
Tras tres años de iniciar operaciones, el salón de belleza y spa Allure celebra con miras al crecimiento.
Con una inversión de $80 mil, el espacio renovó sus instalaciones, ubicadas en El Cortijo en Escazú, donde inicialmente ocupaban un local y ahora cinco.
El spa está totalmente separado, así como el salón que cuenta con un área especial para mujeres y una barbería para los servicios que requieren los hombres.
Además se acaba de inaugurar el Nail Spa, donde se realiza manicura, pedicura, así como podología.
“Todo es parte del proceso de remodelación y el crecimiento exponencial que hemos tenido”, comentó Leonora Jiménez, socia de Allure.
Como parte del crecimiento se prevé la apertura de otro local en el este de la ciudad.
Actualmente se están valorando dos locaciones, pero se estima que se comenzaría a operar en el segundo semestre de 2016.
Allure comenzó a trabajar en el país con 15 empleados, actualmente cuenta con 45.
“Parte de nuestro éxito se debe a la capacidad de renovarnos y a la poca movilidad de personal”, comentó Jiménez.



 



Ver comentarios