Mujeres en desventaja desde el inicio de su carrera
Una mujer busca empleo en los anuncios de la calle, Brasil. Bloomberg/La República
Enviar

Aunque muchos esfuerzos para impulsar la participación de las mujeres en los negocios se centran en su escasa representación en los consejos de administración y puestos directivos, un nuevo estudio reveló que las trabajadoras están en desventaja desde el primer peldaño de su carrera.

Por cada 100 mujeres que son ascendidas de un puesto inicial a uno directivo, hay 130 hombres, según el estudio publicado el martes por LeanIn.org y McKinsey. Las mujeres están rezagadas con respecto a los hombres en cada nivel del escalafón, pero la diferencia es mayor en el punto crítico en el que pueden acceder a puestos directivos.
"Las mujeres tocan el techo de cristal antes de lo que las personas creen", dijo Rachel Thomas, presidenta de Leanin, un grupo fundado por la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg. "Las mujeres encaran obstáculos desde un principio".
El estudio se centró en el personal de 132 empresas, entre ellas General Motors, Visa, Procter y Morgan Stanley. También encuestó a 34 mil empleados.
El estudio encontró que las mujeres pidieron ascensos o aumentos de sueldo con una frecuencia ligeramente mayor que los hombres, y que tienen más posibilidades de ser etiquetadas de "mandonas" o "agresivas" cuando lo hacen. Las mujeres también tuvieron menos acceso a los principales líderes que los hombres, y recibieron menos consejos sobre cómo mejorar su trabajo, además de que en general se les asignan menos tareas de alto perfil.
Las mujeres representan menos del 5% de los máximos responsables de las 500 mayores empresas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos, según Catalyst, un grupo de apoyo para mujeres ejecutivas.
Las diferencias son más pronunciadas entre las mujeres de color, que representan el 20% de la población estadounidense pero solo el 3% de los cargos ejecutivos.
Aunque el 78% de las empresas informaron que la diversidad de género era una de las diez principales prioridades de su CEO, en comparación con alrededor del 56% en 2012, solo el 55% dijo que la diversidad racial era una prioridad.
Sin embargo, hay algunos motivos para sentirse optimista, dijo Thomas. El estudio mostró un ligero aumento en el porcentaje de mujeres en cada nivel en comparación con hace un año.
Otro factor que rezaga a las mujeres son los compañeros que no comparten las tareas del hogar o la crianza de los hijos, reveló el estudio. Entre las mujeres que comparten las tareas del hogar por igual con su pareja, el 43% aspiró a cargos de alta dirección. En contraste, el estudio reveló que solo el 34% de las mujeres que se encargan de la mayoría de las tareas del hogar tienen esas aspiraciones.


Ver comentarios