Enviar

Moda bisexual

Hay ciertas prendas que sirven tanto para él, como para ella

Ralph Lauren, con una colección inspirada en la Inglaterra de los años 20 y 30 del pasado siglo y de marcado carácter masculino, puso fin a la Semana de la Moda de Nueva York el pasado jueves.
Lauren, quizás el diseñador más potente de la industria de la moda en Estados Unidos, buscó inspiración en el traje sastre y en los abrigos cruzados masculinos de aquellos años, feminizándolos con chaquetas entalladas, sombreros de campana ajustados o “clochés” y elevados tacones.
Con bastón, sombrero de hongo, gorras Gatsby y chistera, aparecieron las modelos del desfile de Lauren sobre una pasarela de brillante madera, luciendo una colección de aires muy británicos y con toda una serie de atuendos para el día elaborados en tejidos como franelas y lanas en cheviot, tweed espiguilla, cuadros príncipe de Gales, pata de gallo o raya diplomática.
El diseñador acompañó esas piezas con suéteres de lana gruesa y con los dibujos multicolores típicos del estilo “Fair Isle”, que eran populares en los años 20 del pasado siglo, con camisas masculinas de cuello blanco redondeado, corbata de cuadros escoceses y pantalones de pinzas.

Ver comentarios