Mejor política fiscal integral
Enviar

El déficit fiscal y cualquier iniciativa para bajarlo, tiene puntos clave que no pueden estar ausentes del debate y los partidos políticos deberían aprovechar la ocasión


Mejor política fiscal integral

En pleno inicio de una nueva campaña política para elegir gobierno, al país le urgen planteamientos de los partidos, a fin de promover el debate y el análisis sobre los principales problemas nacionales, como el déficit fiscal.
Una iniciativa del actual Ministro de Hacienda, tiende a que se debatan desde ahora las posibles formas de equilibrar el déficit fiscal en aumento que padece Costa Rica, con la idea de entregar las conclusiones a quien luego gane las elecciones.


En efecto, lo que menos desea la mayoría de costarricenses es ver un desperdicio del dinero de los contribuyentes en spots publicitarios para elogiar a un candidato o intentar desprestigiar a otro, para insultos o charangas.
Una frase, un eslogan, son palabras vacías que ya nadie quiere escuchar, menos cuando se están financiando con el dinero de los contribuyentes.
Esto, por sí solo, daría ya un adelanto de lo que sería el nuevo gobierno. Si respetuoso, serio y dedicado a solucionar los problemas de todos los sectores, o egoísta, irrespetuoso y gobernando por ocurrencias en beneficio, a lo sumo, de ciertos grupos y derrochando la hacienda pública.
Cierta madurez lograda por la población joven en el país, permite pensar que ya no será tanta la gente que vote por tradición familiar hacia una bandera u otra.
La mayoría de personas entre 18 y 35 años aparentemente solo se guiará en esta oportunidad por lo que cada candidato y sus partidarios adelanten de lo que serían sus políticas y de la forma y recursos para llevarlas a cabo.
El déficit fiscal y cualquier iniciativa para intentar bajarlo, tiene puntos clave que no pueden estar ausentes del debate, y en ese sentido cada candidato ha mencionado sus ideas al respecto, pero sin detallar mediante cuáles fórmulas se lograrían los cambios.
Sabemos que es indispensable, entre otras medidas, reducir el monto de las planillas públicas que se han vuelto insostenibles. ¿Cuál sería la forma de eliminar distorsiones salariales?
El tamaño del Estado no puede seguir creciendo, todo lo contrario. El clientelismo político que esto favorece no ha dado más que un resultado nefasto: mayor cantidad de empleados públicos y menor cantidad de servicios que además son de peor calidad. La población ya lo ha comprobado.
Pero también es indispensable reducir el margen de evasión fiscal. Ha de propiciarse un sano crecimiento de la economía, pero si continúa la actual evasión fiscal aquello no redundaría en que se eleve la recaudación para atender las diversas necesidades.
Por otra parte, los presupuestos anuales deben reflejar una verdadera eficiencia en el gasto. La totalidad de las compras en las instituciones deben estar digitalizadas para garantizar transparencia. Mucho sufren los contribuyentes viendo su dinero despilfarrado en consultorías que se constituyen en verdaderas planillas paralelas.
Se necesita un gobierno capaz de actualizar y preparar el sector público para que, bajo una dirección y administración correcta dé el rendimiento necesario, sin más asesorías.
Pero también hay que eliminar infructuosos viajes a cargo del erario público, duplicidad de instituciones y duplicidad de funciones en muchas de ellas.
Siempre habrá instituciones que requieran más personal por el aumento de la población y la importancia de los servicios que prestan, como seguridad, salud y educación. Pero hemos visto cómo la administración anterior aumentó en cerca de 11 mil las plazas en la Caja, sin mejora alguna en la prestación de los servicios hospitalarios. ¿Adónde se ubicaron esas plazas? ¿En burócratas de oficinas centrales?
Estas y otras malas políticas que han traído graves problemas al país son las que deben debatirse y resolverse con inteligencia y honestidad por parte de los candidatos al poder. Esperamos que así sea.

 

 

 


Ver comentarios