Logo La República

Jueves, 26 de mayo de 2022



NACIONALES


Laura Chinchilla, Epsy Campbell, Silvia Hernández y María Loreto Biehl propusieron acciones en foro virtual de LA REPÚBLICA, moderado por Alexandra Kissling

Maximizar el potencial de la mujer en la economía es fundamental para generar desarrollo y productividad

Cooperación público-privada, corresponsabilidad, fortalecimiento de redes de cuido y mayor capacitación son necesarias para aumentar la participación laboral femenina

Brenda Camarillo bcamarillo@larepublica.net | Miércoles 16 marzo, 2022

Laura Chinchilla, Epsy Campbell, Silvia Hernández, María Loreto Viehl y Alexandra Kissling.
Elaboración propia/La República.


Promover alianzas público privadas, fortalecer las redes de cuido con un enfoque de calidad, incentivar la corresponsabilidad para que el trabajo no remunerado sea compartido y dar mayores oportunidades de capacitación, financiamiento y desarrollo profesional, son acciones urgentes y necesarias para aumentar la participación laboral de la mujer y con ello dinamizar la economía del país.

Estas conclusiones resultaron del foro virtual “Maximizar el potencial económico de las mujeres: ¿Cómo invertir en educación temprana y otros mecanismos de apoyo?” organizado por LA REPÚBLICA, que contó con Laura Chinchilla, expresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, vicepresidenta de la República, Silvia Hernández, presidenta del Congreso y María Loreto Biehl, especialista de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo como panelistas y Alexandra Kissling, presidenta de la Alianza Empresarial para el Desarrollo como moderadora.

Desde antes de la pandemia, Costa Rica atraviesa un crecimiento económico insuficiente con problemas de desempleo y rezago social en algunas regiones, sin embargo, tras el impacto de la Covid-19 estas deficiencias no solo se agravaron, sino que aumentaron las brechas e inequidades de poblaciones desfavorecidas.

La participación de las mujeres en el mercado laboral en Costa Rica es tan solo de un 48% mientras que en el caso de los hombres es de un 76%, según el Índice del PNUD en materia de desigualdad de género.

“Las mujeres han sido de los grupos más afectados en términos de desempleo, sobrecarga de trabajo y violencia de género, este grupo conforma la mitad de la población de nuestro país y es fundamental su inserción en la economía para generar desarrollo”, señaló Kissling.

Por ello, la igualdad de género en el empleo no solo es cuestión de derechos humanos, sino es necesario para que haya un crecimiento sostenible en la economía del país.

Lea más: ¿Qué hacer para aumentar la participación de mujeres en el mercado laboral?

Para incrementar la participación femenina en el mercado laboral urge fortalecer y trabajar en la sostenibilidad de políticas que disminuyen la sobrecarga de trabajo, que aún recae mayormente en las mujeres respecto al cuido, señaló Laura Chinchilla.

“Parte de resolver los problemas económicos, de crecimiento y bienestar que atraviesa el país va a pasar necesariamente por la inserción de la mujer en los mercados laborales. Es imposible hablar de cómo reactivar las economías post pandemia si no lo hacemos de manera inclusiva, desde el inicio en cerrar brechas y sin pensar en la necesidad de fortalecer todas las alternativas de cuido infantil”, dijo la expresidenta.

En este sentido, la inclusión económica de la mujer y la importancia de la educación temprana son variables que se relacionan directamente, de acuerdo con María Loreto Biehl, ya que los servicios de cuido formal tienen efectos muy positivos en la participación laboral femenina.

Casi la mitad de esta población está fuera del mercado laboral y en promedio, la brecha en América Latina es de 26 puntos porcentuales, además de que las mujeres se insertan en puestos de menor remuneración.

“Contar con accesos a servicios de cuido que habiliten que las mujeres puedan insertarse económicamente tiene un impacto inmediato, pero si los servicios son además de calidad permiten el desarrollo de habilidades cognitivas y emocionales en los niños y niñas, que los llevan a mayores oportunidades de inserción en el futuro y mejoran el desarrollo de los países”, explicó Biehl.

Lea más: Empleo pagado para las mujeres es gran reto y oportunidad

El tema del cuido y el trabajo no remunerado además de necesitar una participación más activa del núcleo familiar, también amerita un mayor involucramiento del sector privado, con iniciativas que permitan que otros actores contribuyan al desarrollo infantil.

Por lo tanto, para darle más apoyo a las mujeres para insertarse y mantenerse laboralmente activas, deben existir alianzas estratégicas que impulsen los mecanismos adecuados para cubrir sus necesidades, cerrar las brechas salariales y aumentar su presencia en puestos de liderazgo.

“Las brechas de género en procesos económicos del país son problemas estructurales complejos que atañen no solamente a las mujeres sino a toda la sociedad, por ello, en 2019 Costa Rica asumió un compromiso de aceleración para el cierre de las brechas, mediante el establecimiento de una alianza público privada de alto nivel, para tomar decisiones, diseñar soluciones y articular esfuerzos que permitan a todos los sectores aportar en el cierre de esas brechas y contribuir con el desarrollo del país”, comentó la vicepresidenta de la República.

Un ejemplo de esto es la Iniciativa de Paridad de Género, en la que actualmente participan 26 organizaciones públicas y privadas, y su plan de acción se enfoca en ocho ejes de intervención como: promover la corresponsabilidad de cuido, escalar a posiciones de liderazgo, y desarrollar mecanismos de copago donde las empresas, familia, comunidades, y Estado unan esfuerzos para facilitar el acceso a sistemas de cuidados.

Por otro lado, para garantizar la inserción económica de la mujer y su participación laboral también se debe trabajar en su etapa previa al ingreso, a través de la educación.

Fortalecer las capacidades y habilidades de las mujeres desde etapas tempranas y mucho antes de que necesiten un empleo, es esencial para que entren al mercado laboral mejor preparadas y con mejores oportunidades de crecimiento, por lo que se han impulsado proyectos con este objetivo, comentó Silvia Hernández.

“Se ha trabajado en iniciativas para apoyar a las mujeres en su capacitación, que todo ese apoyo vaya más en una línea que le responda a la empleabilidad de las mujeres y que esté muy acorde con las necesidades del mercado laboral, incluyendo becas con terceros para ayudar a que si una mujer quiere capacitarse en un ente privado pueda hacerlo”, explicó la presidenta del Congreso.

Finalmente, facilitar acceso a financiamientos y dar mayor respaldo a empresarias y emprendedoras, son otras soluciones para potenciar el empoderamiento económico de la mujer.

El evento fue patrocinado por ADEN Business School, Movistar, Isla Chiquita y Kimberly Clark y puede verlo en este enlace.


Soluciones para la inclusión económica de la mujer


Laura Chinchilla

Expresidenta de Costa Rica


Para avanzar en esa dirección tenemos que posicionar con más claridad el derecho al cuido, como un derecho universal y solidario, no solo a niños y niñas sino a adultos mayores. Tenemos que seguir trabajando en la educación, cambio de valores y promover la construcción de familias corresponsales con el trabajo no remunerado.

Epsy Campbell

Vicepresidenta de la República


Seguir trabajando en la propuesta de cuidados ya que es un tema central para la inserción de las mujeres en los mercados de trabajo, pero fundamentalmente para un crecimiento económico mucho más equitativo que le permita a la sociedad además aprovechar la creatividad y las capacidades de las mujeres.

María Loreto Biehl

Especialista de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo


La producción económica podría aumentar más de un 22% si desapareciera la brecha de participación laboral entre hombres y mujeres, en este sentido no hay duda de la importancia de avanzar en la inserción económica de la mujer. Cuando las mujeres gozan de empoderamiento económico y tienen mayor control sobre los recursos aumenta la inversión en salud, educación y nutrición de los hijos entonces aumenta el crecimiento económico futuro.

Silvia Hernández

Presidenta del Congreso


Para facilitar la inserción económica de las mujeres y su participación laboral el tema de la corresponsabilidad de los cuidados es vital, sin embargo, esa conceptualización parte también de su etapa previa. No solo sucede cuando la mujer puede insertarse en el mercado laboral, sino en sus etapas tempranas, por ejemplo el tema de la educación, que además pueda implicar evitar embarazos tempranos, más allá de lo cognitivo sino elementos importantes como el abuso, maltrato, todo el tema social, que ayuda a esa educación y posteriormente a la mejor inserción.


NOTAS RELACIONADAS


Abril Gordienko frente a arte de diferentes mujeres

Pandemia golpea con más fuerza el empleo femenino

Lunes 20 julio, 2020

Las que sí se encuentran insertadas en el mercado laboral deben luchar contra brecha salarial y recargas en labores de cuido.






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.