Mark Webber cuelga el casco
El piloto corrió entre los mejores exponentes del automovilismo mundial e hizo grandes carreras con Red Bull en Fórmula Uno. Anthony Wallace-AFP/La República
Enviar

Quien durante muchos años figuró en la Fórmula Uno, hoy se despide de la competencia de velocidad, el piloto australiano Mark Webber, dejará de competir profesionalmente a finales de la presente temporada.

El piloto seguirá unido a la marca Porsche como embajador especial debido a su gran perfil profesional, pero asegura que es el momento ideal para dejar las pistas.

“He llegado a donde debo estar, Porsche es la marca que siempre he preferido, es la que me encaja mejor y la forma de trabajar en esta empresa es la mejor, no es intrusiva en el trabajo y son muy comprensivos, además, es el vehículo adecuado para cualquier escenario”, comentó Mark Webber, ahora expiloto de F1.

Webber será el encargado de representar a la marca alemana y trabajar en eventos con jóvenes promesas del deporte de motor.

El australiano fue piloto oficial de Fórmula Uno entre las temporadas 2002 y 2013.

Debutó con Minardi, creció con Jaguar y Williams y en 2007 se consolidó con la escudería Red Bull.

Con los austriacos llegó al auge en su carrera deportiva, obtuvo nueve victorias y 42 podios.

En 2010 acarició la gloria y el título de campeonato que finalmente terminó en manos de su compañero de equipo en ese momento, el alemán Sebastian Vettel.
Finalmente, en 2013, Porsche se acercó al piloto para competir en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) en uno de sus monoplazas.

Al año siguiente Webber aceptó la oferta, se acopló a su equipo de trabajo y en 2015 se proclamó campeón del mundo junto a sus compañeros Timo Bernhard y Brendon Hartley.

Este año es el último en las pistas profesionales y finalmente colgó su casco para ser embajador y colaborar con la juventud que se inicia en este deporte.

El piloto no pudo obviar el hecho de que extrañará la competición, la velocidad y la aerodinámica, sin embargo manifiesta que es el mejor momento para decir adiós y asumir nuevas responsabilidades.

Fritz Enzinger, vicepresidente del proyecto LMP1 le demostró el apoyo a Webber.

“Mark nos ha hecho más fuertes con su experiencia y se ha integrado sin problemas en el equipo, ya desde los días de nuestra formación, detrás del volante es un luchador justo, nunca cede ante ninguna lucha”, dijo Enzinger, quien aseguró ser un fan del australiano.

Al piloto le quedan únicamente tres carreras en este año para despedirse de los aficionados que lo han seguido durante su larga y exitosa carrera.

Finalmente, su última aparición la hará el próximo 19 de noviembre en el trazado y pista de Sakhir.



Ver comentarios