Logo La República

Sábado, 18 de mayo de 2024



NACIONALES


Inversión privada sería por $854 millones

Marina y Terminal de Cruceros para Limón debe generar confianza con una licitación al inversionista: Randy Gordon de Fedecaribe

La obra es urgente para el Caribe y así generar empleo y oportunidades, según el empresario

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 22 abril, 2024


Randy Gordon, presidente de la Federación de Cámaras del Caribe, destaca la importancia de impulsar esta obra para generar empleo. Cortesía/La República
Randy Gordon, presidente de la Federación de Cámaras del Caribe, destaca la importancia de impulsar esta obra para generar empleo. Cortesía/La República


Si el proyecto de la Marina y la Terminal de Cruceros de Limón no nace con la seguridad jurídica debida, no va a generar confianza entre los inversionistas y el país, según Randy Gordon, presidente de la Federación de Cámaras del Caribe (Fedecaribe).

Lea más: Estamos de acuerdo con la Marina de Limón, pero respetando la legalidad: Diputada Katherine Moreira

El empresario, que es abogado de profesión, advierte que al impulsar este proyecto de $854 millones únicamente por medio de la ley de Japdeva y un reglamento, se corre el riesgo de que se generen acciones de poca transparencia o que se dirija la iniciativa para favorecer a empresas específicas.

Precisamente, agrega Gordon, por ello, existe la licitación pública, para garantizar la transparencia.

Para el líder de Fedecaribe, la obra que propone el presidente Rodrigo Chaves es tan importante para la provincia, que urge darle certeza jurídica al proyecto y al eventual inversionista, para así impulsar de manera decidida el empleo y la inversión.

En días pasados, la Contraloría advirtió al gobierno que el plan no puede realizarse únicamente por medio de una Alianza Público – Privada como pretende el presidente Chaves y en su lugar, destaca la obligación de realizar un concurso público mediante licitación.

Esto último enfureció al mandatario, quien acusa a la contralora Marta Acosta de realizar interpretaciones antojadizas.

¿Cuál es el impacto de una Marina y Terminal de Cruceros para Limón?

Ciertamente la provincia de Limón necesita de varios elementos, que son por así decirlo cuatro patas de un banco, para salir adelante. Limón tiene muchos problemas estructurales que no han sido resueltos por los gobiernos históricamente.

Lea más: Marina y Terminal de Cruceros es una opción integral a los problemas de Limón: Diputado Yonder Salas

Por ejemplo, si usted sale del cantón central no tenemos agua en algunos lugares, a la vez que los niveles de conectividad están por debajo de la media nacional, asimismo, el plan regulador costero no existe.

Para desarrollar una provincia en turismo se requiere infraestructura vial, un aeropuerto, un muelle de cruceros y hoteles y vea lo que ha pasado con la Ruta 32.

En estos momentos, no tenemos nada de ello. Ahora bien, este plan en particular hay que desarrollarlo.

¿Se puede desarrollar un proyecto de $800 millones por medio de una alianza público – privada sin la realización de una licitación pública?

La ley de Japdeva faculta a la institución a hacer de todo.

Sin embargo, estos proyectos de obra pública están regulados en la Constitución y la Ley de Contratación Administrativa.

Estamos urgidos que esta Marina y Terminal de Cruceros se haga sin duda alguna, pero no podemos perder de vista las formas. Es importante que se respete el proceso.

La nueva ley de contratación pública fue reformada recientemente y se simplificaron muchos de sus trámites. Ahora no es como antes que se va a dudar mucho.

Si se hubieran hecho las cosas bien, pienso que para este momento ya tendríamos un cartel y estaríamos avanzando.

Lo que pasa es que también hay mucha desconfianza con la obra pública.

Si usted desarrolla una obra pública por medio de un reglamento, que es hecho a su vez por una institución, se corre el riesgo de que se generen acciones de poca transparencia o que se direccione el proyecto a empresas específicas.

Precisamente, por ello existe este contrapeso llamado licitación pública, donde se cumple con un procedimiento transparente y se cumplen con todas las etapas para poder hacerlo.

Entonces, ¿la ley de Japdeva y un reglamento no serían suficientes para este proyecto?

Le repito, como limonense quiero que se hagan las cosas y entiendo la gran necesidad, pero como abogado que soy, también entiendo que un proyecto que no nazca con la seguridad jurídica debida, no va a generar confianza.

Ningún inversionista va a poner su plata en una figura que está pegada con saliva, que no es consistente.

Si se hace el proyecto por medio de un reglamento, tenemos que recordar que ese reglamento se puede cambiar en cualquier momento, por lo que no se da la seguridad y formalidad debida para hacer esa inversión.

¿Cree usted que un diálogo político abierto, claro y respetuoso sobre este tema ayudaría a impulsar la obra?

Totalmente de acuerdo

En este país, creo que todos entendemos la situación de Limón y también sé que no habría nadie en Costa Rica que no esté dispuesto a hacer una excepción en Limón, porque es una situación urgencia. Sin embargo, creo que el estilo del presidente no permite llegar a ese acuerdo.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.