Lufthansa admite que no puede bloquear huelga de pilotos
Foto Bloomberg.
Enviar

Deutsche Lufthansa señaló que se ha quedado sin alternativas legales para bloquear una huelga de pilotos que ha derivado en la cancelación de 4.500 vuelos, mientras que los cálculos de los analistas sugieren que la paralización presenta una amenaza para los objetivos de ganancias del año.

Lufthansa ha “agotado” todos los medios legales luego de que las peticiones de requerimientos judiciales para detener la huelga fueran rechazadas por los juzgados laborales en Fráncfort y Múnich, dijo a Bloomberg News el portavoz Helmut Tolksdorf.

La huelga que cumple su quinto día, pero que se inició hace siete días, “está empezando a representar algunos riesgos” para las proyecciones de ganancias de 2016, dijo la analista Ruxandra Haradau-Doser de Kepler Cheuvreux en un informe para clientes, y agregó que es improbable que se logre un acuerdo entre los sindicatos y la administración en los próximos meses.

La tercera mayor aerolínea de Europa proyectó el mes pasado que la ganancia operacional se acercaría a la del año pasado de 1.820 millones de euros ($1.930 millones), y descartó las estimaciones de una caída en las ganancias luego que las reservas de negocios fueran mayores a lo esperado.

La huelga, que se convierte en la paralización de pilotos más larga que haya sufrido Lufthansa, obligará a eliminar 816 vuelos cortos, según la aerolínea, mientras que en el sexto día se apunta a una paralización de toda la red el miércoles y afectaría a 890 servicios.

Para entonces, los vuelos cancelados alcanzarían casi 4.500 y más de medio millón de pasajeros afectados. Eso tendrá probablemente un costo para la aerolínea de cerca de 45 millones de euros, sobre la base de la estimación de Lufthansa de una pérdida de 10 millones de euroS por una paralización de un día completo en toda la red.

Haradau-Doser dijo que el daño a la reputación de Lufthansa podría ser un problema mayor que los gastos directos. También cambió su recomendación para la acción de “mantener” a “vender”, con lo que se convierte en la primera analista en rebajarla desde que comenzó la huelga el 23 de noviembre. Eso significa que 18 de 31 analistas encuestados por Bloomberg ahora recomiendan a los clientes evitar la inversión.

Las acciones de Lufthansa han registrado una baja de 15% este año.

Una larga disputa por los salarios, las condiciones laborales y el rol de la unidad de descuentos Eurowings se intensificó la semana pasada luego de que el máximo ejecutivo de la aerolínea, Carsten Spohr, intentara bloquear lo que había empezado como una huelga de un día sobre el argumento de que la demanda salarial del sindicato Vereinigung Cockpit favorecía injustamente a los pilotos experimentados.

Spohr dijo la semana pasada que Lufthansa “no tiene opción de sobrevivir” si acepta las demandas salariales que volvería no rentables a muchas rutas mientras que la aerolínea intenta combatir la incursión de rivales de bajo costo como Ryanair Holdings Plc en Europa y Gulf para rutas de larga distancia.

Vereinigung Cockpit busca un aumento de 20% para sus miembros para el período desde 2012, cuando expiró el último acuerdo, hasta 2017, equivalente a 3,7% anual.

Lufthansa ofreció 2,5% por un período de seis años y la semana pasada reiteró su disposición a elevar la cifra a 4,4% más un bono, siempre y cuando los pilotos acepten cambios a los beneficios de pensión, bonificaciones por antigüedad y otros beneficios.

Ver comentarios