Enviar
Sábado 18 Enero, 2014

Si se da prioridad a la producción, productividad y empleo, y a un adecuado sistema de redistribución de los ingresos habrá una sociedad más justa


Liderazgos que Costa Rica debe eliminar

Actualmente nuestro país ocupa los primeros lugares en desigualdad social y desempleo, lo cual no favorece la estabilidad social e incumple lo que dispone el artículo 50 de la Constitución Política:” “El Estado procurará el mayor bienestar a todos los habitantes del país, organizando y estimulando la producción y el más adecuado reparto de la riqueza…”. Nuestro país debe afrontar en los próximos años retos de gran trascendencia como la desigualdad social, el desempleo y la pobreza, la inseguridad ciudadana, la calidad de la educación, el deterioro del sistema de salud de la CCSS, del medio ambiente, la pérdida de valores, el abandono del sector agrícola, una infraestructura vial deteriorada y no acorde con la época actual.
De acuerdo con el XIX Informe Estado de la Nación, en los últimos 20 años la desigualdad se disparó y hoy el ingreso del quintil más rico de la población es 24,8 veces mayor que el ingreso del quintil más pobre.


De acuerdo con el citado informe, el coeficiente de GINI, indica que Costa Rica entró a una etapa de elevada desigualdad. En relación al desempleo el país ocupa el segundo lugar más alto de Latinoamérica, según CEPAL.
Un menor dinamismo de la economía afecto a sectores como manufactura, construcción, agricultura y transportes. Solo lo supera Colombia con un desempleo del 10,6%. Este ha sido generalizado en los últimos años, así lo revela el XIX Informe Estado de la Nación. Las víctimas favoritas del desempleo son las mujeres jóvenes. Es fundamental generar empleo para los jóvenes, las madres jefes de hogar y los campesinos que no terminaron la educación primaria, y se les dé alguna capacitación técnica, conscientes que la educación es el motor para salir de la pobreza, disminuir el desempleo y la desigualdad social.
Se pueden aplicar programas exitosos como los que ha implementado Brasil con las madres jefas de hogar. Se debe establecer un modelo de desarrollo país que potencie el crecimiento económico, con un incremento del PIB superior al 5%, pero especialmente lograr el desarrollo económico y por ende lo que algunos economistas denominan el desarrollo social donde el desarrollo humano está muy ligado con el individuo.
Si se toman como prioridades la producción, la productividad y el empleo, además de un adecuado sistema de redistribución de los ingresos del estado hacia quienes tienen menores ingresos, fortaleciendo los sistemas de seguridad social mediante servicios básicos en salud, vivienda y educación, habrá una sociedad más justa.
Las acciones para promover el desarrollo del país estarán orientadas a lograr que los avances en los procesos de innovación y las oportunidades de acceso a la educación, vivienda, crédito, tecnología, al conocimiento técnico y al dominio de las mejores prácticas estén disponibles para todos los costarricenses.
Se debe considerar otro elemento de trascendencia y es mejorar la competitividad del país, en esta era de la globalización y los tratados de libre comercio.

Bernal Monge Pacheco

Consultor