Enviar
Jueves 11 Abril, 2013

El líder (…) deberá escoger el mejor camino para liderar a sus seguidores. Si este proceso no se realiza, rápidamente perderá credibilidad y su liderazgo morirá


Liderazgo 101

El liderazgo es un tema muy amplio. Es además, sumamente importante y tan complicado que, la falta del mismo, hace que los sistemas políticos y económicos colapsen, empresas enteras desaparezcan, no haya una distribución de recursos equitativa y que se consuman los recursos naturales sin ningún modelo sostenible, solo para mencionar algunas de las consecuencias a nivel mundial que se están presentando.
Pero, ¿qué es liderazgo? Una definición bastante sencilla, pero a la vez muy poderosa del liderazgo es: “El liderazgo es la capacidad de decidir lo que debe hacerse y luego lograr que los demás quieran hacerlo” (Ortiz, 2008).


Si existiese una universidad del liderazgo, este artículo se revisaría en la materia Liderazgo 101 (haciendo la analogía a los sistemas académicos de las universidades de Estados Unidos para los tópicos básicos de una carrera). Esto por cuanto, como mencionaba en la definición del liderazgo, este es algo muy poderoso y como todo poder, conlleva responsabilidad.
El líder entonces, debe realizar un proceso de introspección obligatoriamente. Debe conocerse, entenderse y aceptarse. Debe tener sabiduría para escoger el mejor camino para liderar a sus seguidores. Si este proceso no se realiza, rápidamente perderá credibilidad y su liderazgo morirá, con las consecuencias mencionadas al principio de este artículo, que no es ni más ni menos que caer en un estado de anarquía.
Ahora, ¿quiénes son líderes? La respuesta es: todos lo somos. Somos líderes de nuestra propia vida, o por lo menos deberíamos serlo. ¿No es acaso el mismo proceso para cada persona, como ser integral, el conocerse, entenderse y aceptarse en sus dimensiones físicas, emocionales y espirituales? ¿No tenemos la responsabilidad, más que el derecho, de decidir qué hacer con nuestras vidas? Sucede entonces que, como todo líder, se debe tener sabiduría para escoger cuál es el mejor camino.
Acudimos a la sabiduría, al discernimiento, a nuestros valores, a nuestras metas y a otros elementos importantes de nuestra vida para tratar de ordenar la casa. ¿Desea usted la paz en su interior? Michelle Bachellete, una mujer que se atrevió a ser presidente, citaba esta frase: “Digo lo que pienso, hago lo que digo”.
Esa congruencia entre lo que pienso, digo y hago, finalmente nos traerá a usted y a mí paz interior. Le invito a que realice este ejercicio y alinee su vida de una vez por todas. Habrá conflictos en el camino, sin embargo, céntrese muy bien en sus valores fundamentales (por eso existe dentro del liderazgo una especialidad que es liderazgo por valores). No es sencillo, por eso en los relatos antiguos, los líderes de los pueblos que sabían e interiorizaban la responsabilidad que había sido depositada en ellos, se retiraban a lugares lejanos a meditar, reflexionar y alejarse del mundo.
¿Y cómo se proyectaría este proceso personal hacia el resto del mundo? Bien lo decía Mahatma Gandhi “Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo”. Mahatma Gandhi.

Jesús Morgan