Enviar
León rugió muy tarde
Con agallas derrotó a Pérez Zeledón pero venía con sentencia de muerte

Con diez hombres, jugando en cancha del líder del torneo y contra las cuerdas, el Alajuelense sacó fuerzas de grandeza y decidió morir con las botas puestas, anotando dos goles casi consecutivos para derrotar a Pérez Zeledón 4-2, victoria que no le alcanzó para meterse a las semifinales.
Los tricampeones ocupaban la combinación de un par de resultados para clasificarse, que Limón derrotara a Cartaginés, que se dio, y que Saprissa le hiciera el favor derrotando al Herediano, que no se dio y entonces la Liga verá las semifinales por la televisión.
De hecho, el monarca entregó el 99% de sus posibilidades de clasificarse cuando fue derrotado en su patio por San Carlos el pasado miércoles, un revés que le cortó de tajo su cadena de éxitos y lo puso al borde del K.O.
Herediano con su triunfo o Saprissa con su derrota, le dio el empujón final a la tumba, a pesar de la enorme ayuda que le brindó Limón.
El juego en el Valle era difícil, Pérez Zeledón tenía amenazada la cima por el Saprissa, aunque los morados tenían otras intenciones. Supuestamente podían escoger entre la punta de la clasificación o eliminar al Alajuelense y pareciera que se decidieron por lo segundo.
La Liga voló metralla en el inicio con remates de Alpízar, Sancho y Salvatierra pero Adrián de Lemos lo paró todo. En el minuto 32, Alejandro Alpízar cobró un tiro libre y en el entrevero en el área, Héctor Sanabria le cometió falta a Giancarlo González y Cristian Oviedo anotó.
Los anfitriones no se acomodaron en su cancha y Mauricio Wright hizo dos variantes tempranas con los ingresos de Juan Diego Monge y Luciano Bostal por Wong y García.
Kevin Sancho devolvió de la raya el empate ante remate de Albán Gómez y en el arranque del segundo tiempo, Sanabria dejó botados a tres rivales y Sancho lo derribó, penal y Keylor Soto empató.
Oscar Ramírez refresca la formación con los ingresos de Jorge Gatgens y Argenis Fernández y son estos los que combinan el segundo gol, con pase de Jorge a Argenis, remata, rechaza De Lemos y cierra a la red Alpízar.
Esto fue en el minuto 65 y en el 71, otro penal, esta vez de Ariel Soto a Luis Stewart Pérez, permitió el empate 2-2 con otro mortero de Keylor Soto. Además, expulsaron a Ariel.
Todo hacía presagiar tormenta para los erizos, el empate los aniquilaba sin esperar otros resultados, pero de pronto los anfitriones se abrieron, se durmieron en sus laureles y en un par de contraataques, uno terminó con tiro libre que Oviedo puso en la cabeza de Gabas y 3-2 y el otro, Argenis abrió a Gabas, centro al segundo palo y cierre de Gatgens de cabeza para el 4-2.
Victoria meritoria pero tardía; triunfo de agallas que no sirvió para nada; bueno, sirvió para escribir en la lápida que “el león murió con las botas puestas”.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios