Enviar
Latinoamérica se recupera de la crisis

La Paz
EFE

Las economías de América Latina y el Caribe han comenzado a recuperarse de la crisis financiera global, si bien los países no deberán bajar la guardia en la aplicación de políticas fiscales prudentes para continuar en esa senda, dijo ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Gilbert Terrier, asesor principal en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, presentó en la ciudad de La Paz las conclusiones del informe “Se evitó la crisis: ¿qué sigue ahora?”.
Según la institución financiera, Latinoamérica sintió el efecto de la crisis en una elevación del costo de la financiación externa y en una disminución de las exportaciones, remesas e ingresos por turismo.
No obstante, el desempeño de la región frente a la actual crisis fue mejor que en recesiones anteriores, “en parte debido a los mejores marcos de políticas que otorgaron espacio para políticas contracíclicas y sistemas financieros mejor capitalizados y regulados”, según el informe.
Por ello, las cifras de América Latina serán negativas este año, pero en menor proporción que en los países industrializados.
Además, la región se está recuperando “más pronto” de la crisis que las naciones más desarrolladas, de acuerdo con el FMI.
Terrier reiteró las proyecciones de recuperación económica para la región en 2010 de alrededor de un 2,9% en el Producto Interior Bruto (PIB), si bien para este año se ha calculado una contracción del 2,5% para Latinoamérica.
“Es posible que la proyección al 2009 mejore porque muchas de esas proyecciones se hicieron en septiembre y en los últimos meses hemos visto que varios países de Latinoamérica, incluyendo a Brasil, están creciendo más fuertemente de lo que se pensaba en el tercer trimestre”, apuntó.
Insistió en que la recuperación de la economía mundial “está en marcha”, si bien las cifras anuales serán negativas en 2009.
“Estamos saliendo de la crisis y esa es la parte esencial de nuestras proyecciones. La visión del FMI es que la salida es lenta y que hay que acompañarla con políticas apropiadas”, dijo.
El informe del FMI señala que las perspectivas regionales varían “considerablemente” de un país a otro por la heterogeneidad que caracteriza a América Latina.
Terrier dijo que hay naciones que “están emergiendo bien de la crisis o que no tuvieron un impacto tan fuerte” debido a la “prudencia” del manejo económico en años anteriores, en tanto que otras “no han tenido la misma capacidad de reacción”.
Según el documento, uno de los desafíos de los países de la región será ajustar sus políticas a un nuevo marco internacional en el que el crecimiento será menor al nivel alcanzado antes de la crisis, por lo que se deberá asegurar gasto para la lucha contra la pobreza y el desarrollo económico.
El segundo reto es implementar reformas que los preparen para reaccionar mejor ante choques futuros e incorporar las lecciones aprendidas de esta crisis en la supervisión financiera.
Ver comentarios