Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 8 Abril, 2015


¿Qué podemos esperar de esta VII Cumbre?



Pizarrón

Las Cumbres de América y las Iberoamericanas


Los Presidentes, Jefes de Estado y Primeros Ministros de países caribeños, realizan desde hace años encuentros que llaman “Cumbres”.
Las hay de “Iberoamérica”, con España y Portugal, y las hay de “América”, que hasta la VI no incluían a Cuba ni a Estados Unidos. Las Iberoamericanas incluyen a Cuba y excluyen a Estados Unidos.
Las “Cumbres Iberoamericanas” empezaron en 1991 en Guadalajara, México, con el propósito de impulsar el derecho al desarrollo y el establecimiento de relaciones económicas más justas, promover la negociación para solucionar los conflictos regionales y apoyar medidas contra el tráfico de armamentos, promover la democracia y el pluralismo, respetando la soberanía e integridad territorial, así como la independencia política de las naciones y la autodeterminación de los pueblos, fortalecer la cooperación gubernamental con la sociedad civil y organismos multilaterales competentes en Derechos Humanos y, crear y consolidar mecanismos de promoción y defensa de estos Derechos.
Las siguientes Cumbres se realizaron, la II en España (1992), la III en Brasil (1993), la IV en Colombia (1994), la V en Argentina (1995), la VI en Chile (1996), la VII Venezuela (1997), la VIII en Portugal (1998), la IX en Cuba (1999), la X en Panamá (2000), la X en Perú (2001), la XII en República Dominicana (2002), la XIII en Bolivia (2003), la XIV en Costa Rica (2004), la XV en España (2005), la XVI en Uruguay (2006), la XVII en Chile (2007), la XVIII en El Salvador (2008), la XIX en Portugal (2009), la XX en Argentina (2010), la XXI en Paraguay (2011), la XXII en España (2012), la XXIII en Panamá (2013) y la XXIV en México (2014).
Las “Cumbres de América” solo se han realizado seis y el próximo fin de semana la VII en Panamá.
La I fue en Miami (1994), la II en Chile (1998), la III en Canadá (2001), la IV, en Argentina (2005), la V, en Trinidad y Tobago (2009) y la VI en Colombia (2012), y realizaron dos Cumbres Extraordinarias, en Bolivia (1996) y en México (2004).
En todas las “Cumbres” se abordan temas principales como concertación política, economía, integración, cooperación, educación, modernización, desarrollo social y humano, desarrollo sostenible, combate a la pobreza, salud, ciencia y tecnología, niñez, compromiso con la democracia representativa, defensa y promoción de los derechos humanos, vigencia de los principios del derecho internacional, gobernabilidad para una democracia eficiente y participativa, en la de Venezuela “promoción, el respeto y la garantía de los Derechos Humanos, Justicia social, administración de la Justicia, ética y administración pública, partidos políticos, transparencia de los procesos electorales y derecho a la información”, globalización en su ámbito económico y la transformación de los métodos de producción, flujos internacionales de capital, canje de deuda, migraciones, innovación y conocimiento, transformación del Estado, la Carta Democrática Interamericana, empleo, proteger y promover las libertades políticas y civiles.
Y para la de Panamá se propone “Prosperidad con equidad, el desafío de la cooperación en las Américas”.
¿Qué podemos esperar de esta VII Cumbre? ¿Repetición de temas sin seguimiento y sin logros concretos? ¿El fin de la Guerra fría en el continente? ¿El abrazo de Cuba-Estados Unidos será suficiente?


Vladimir de la Cruz