Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 5 Marzo, 2014

Esta es la Lucha sin Fin de ambos candidatos y partidos, que tienen la misma raíz de don Pepe, de sus hijos, de sus afectos, ambos se formaron en el PLN


Pizarrón

La Lucha sin Fin de los candidatos

Luis Guillermo Solís, sin lugar a dudas, al menos para mí, en esta segunda parte de la campaña electoral que culmina el 6 de abril, tiene la iniciativa política.
Es el candidato que ha venido marcando el surco, el que ha ido adelante en la agenda político electoral de acercamiento a sectores políticos, sociales y económicos, el que de modo más inteligente se hace sentir en los medios de comunicación, y hasta en la iniciativa del debate político y de los temas que aborda ante los medios de comunicación Johnny Araya se percibe a la saga.
Cuando se ha dicho algo relacionado con temas económicos Luis Guillermo Solís retó al Partido Liberación Nacional para que sus equipos discutieran, y ha logrado que así se haga en el plano económico y también se hará en asuntos de ambiente, por lo que parece que el enfrentamiento se hará entre los equipos que rodean a los candidatos, sobre todo porque el PLN ha dicho que Luis Guillermo no tiene equipo para gobernar, y está poniéndolo a prueba.
Creía que él iba a provocar más encuentros de discusión con Johnny Araya, pero parece que ha sido pactado que solo dos encuentros habrá, al menos los anunciados en los canales de TV 6 y 7.
Curiosamente el TSE no ha programado ningún debate, ni tampoco el Canal 13, el canal de gobierno, de todos los costarricenses, ni tampoco los canales culturales de la UCR o de la UNED han informado de alguna actividad de encuentro o debate de los candidatos presidenciales.
Pareciera que a nadie le interesa que se produzca esa discusión, que si podría motivar a los costarricenses electoralmente activos a decidir mejor su voto el 6 de abril.
Si en política no hay espacios vacíos, como resultará, ese domingo que se elegirá al Presidente de Costa Rica según lo decidan los electores activos, los que válidamente emitan su voto, también es cierto que en política 2 y 2 no son 4, que cualquier resultado puede producirse.
Si es cierto que Luis Guillermo lleva la iniciativa, y hasta el aparente sentimiento y sensación nacional en ventaja, es cierto también que la diferencia porcentual del 2 de febrero, en el caso de Liberación Nacional ha puesto en tensión todos sus músculos, neuronas y terminaciones nerviosas, está aceitando su esclerótica organización expuesta ese domingo de febrero con miras a revertir el resultado, y ha puesto en movimiento los miles de miembros electos en municipalidades y consejos distritales, ahora que no tienen que moverse por regidores ni diputados para que vuelquen su energía y entusiasmo en el candidato presidencial.
Esta es la Lucha sin Fin de ambos candidatos y partidos, que tienen la misma raíz de don Pepe, de sus hijos, de sus afectos, ambos se formaron, nutrieron y amamantaron en el PLN.
Luis Guillermo es íntimo amigo de la familia Figueres, quizá más que Johnny, sobre todo de sus hijos Mariano y José María. En esta campaña Mariano está con Luis Guillermo y José María con Johnny. La familia Figueres no pierde nada en la elección, con cualquiera que gane, la familia gana.
En lugar de llorar públicamente con adláteres, ángeles, arcángeles y querubines y reclamar que Luis Guillermo no debió visitar la finca La Lucha, como si no pudiera hacerlo, Johnny debería ir con José María.
Literalmente un Figueres mata a otro Figueres. Así se miden las fuerzas, y también la de José María, para ver si como ronca duerme...

Vladimir de la Cruz