La ley del más débil
Enviar

La ley del más débil

Irán, de la mano de Queiroz, buscará demostrar que tiene con qué luchar

Irán llega siendo toda una incógnita para sus rivales, hecho del cual tratará de sacar provecho para buscar por fin romper esa barrera de la fase de grupos.
Aun así las apuestas lo colocan como el rival más débil de este Mundial, con pocas posibilidades se avanzar, por lo que su tarea será demostrar lo contrario. En su grupo están Argentina, Nigeria y Bosnia, todos ellos llamados a quedar por encima de los iraníes.

201406082209570.a33.jpg
La experiencia del campeón asiático en 1968, 1972 y 1976 viene más que todo del banquillo, ahí se encuentra un trotamundos del fútbol, como Carlos Queiroz.
El técnico portugués logró clasificar a Irán a su cuarta Copa del Mundo, pero no se queda ahí, quiere más, a pesar de los problemas que ha tenido con la dirigencia a la que reclama que no le dan el apoyo necesario en cuanto a los partidos de preparación por lo que es un hecho que acabado el certamen, se marchará.
En cuanto al fútbol, Queiroz ha continuado la idea de los anteriores entrenadores de jugar por bajo, con un estilo sudamericano. Su talón de Aquiles es la inexperiencia y la inocencia que aún tienen en defensa. Sin embargo, teniendo nada que perder, los iraníes prometen al menos dar espectáculo.
“El objetivo es claro: Irán nunca ha superado la fase de grupos de un Mundial, así que nuestra meta es hacer lo que esté en nuestra mano para conseguirlo. Ya sé que 31 selecciones querían que les tocase Irán en el sorteo de la fase de grupos, porque no somos favoritos, pero nuestra misión es precisamente tratar de hacer que algunos se arrepientan de haber pensado eso”, dijo su entrenador.
De su figura a destacar es Javed Nekounam, con gran experiencia y el referente del fútbol de ese país. El mediocampista estuvo durante mucho tiempo en Osasuna pero decidió disputar sus últimos años como profesional en el fútbol de Kuwait, decisión que muchos consideraron polémica. Sin embargo, a la hora de jugar con Irán, sigue rindiendo.
Como dato, los futbolistas iraníes no podrán intercambiar sus camisas en el Mundial, debido a la escasa cantidad de ropa con la que cuentan.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR


 

Ver comentarios