Logo La República

Lunes, 14 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


La Política Cambiaria en Perspectiva

Gerardo Corrales [email protected] | Jueves 25 octubre, 2018


La Política Cambiaria en Perspectiva

El sistema de fijación del tipo de cambio es de gran importancia para cualquier economía, pues se trata de determinar uno de los precios más relevantes en el tanto que establece la relación o conversión de los precios externos a precios en moneda local.

Costa Rica ha experimentado en las últimas décadas diferentes esquemas, desde la fijación de un tipo de cambio fijo hasta alternativas de tipo de cambio relativamente flexible, primero con el sistema de mini devaluaciones; luego con sistemas de bandas y a partir de febrero del 2015, con uno de flotación administrada en el sentido de dejar, en teoría, que el tipo de cambio refleje las fuerzas del mercado, según oferta y demanda, pero con la posibilidad que el Banco Central pueda intervenir comprando o vendiendo dólares, para evitar fluctuaciones violentas o especulación con este precio, con reglas de intervención que solo ellos conocen.

De igual manera, a partir de principios del 2015, el esquema de compra-venta de dólares para las entidades del sector público no bancario se modificó, tal que fuera el Banco Central quien atendiera estos requerimientos directamente y luego, con gradualidad, recuperará esas divisas a través del mercado de moneda extranjera (Monex), para evitar picos o sobresaltos de demanda por una mala programación financiera durante el año.

Con esto en mente, interesa comparar las formas de intervención del Banco Central en el mercado cambiario, para los mismos períodos del 2017 y 2018, es decir, del 01 de enero de cada año al 24 de octubre respectivo.

Al hacer esta comparación, se observa que para el año 2017, el Banco Central tuvo una intervención total de $708 millones de dólares, compuesta por motivos de estabilización cambiaria en $726 millones y además, en ese período le vendió al sector público no bancario $820 millones y compró por este propósito en el Monex $837 millones, para un neto a su favor de $18 millones.

Esta intervención neta de $708 millones, significó una pérdida del 9% del saldo de reservas monetarias internacionales que existía al 31 de diciembre del 2016.

Por el contrario, para el año 2018, la intervención total del Banco Central fue por $1.284 millones, es decir, un 81% de aumento y su composición también se modificó, siendo que por motivos de estabilización cambiaria se participó en $ 242 millones, pero se vendió al sector público no bancario $2.362 millones ( casi un 200% más que en el 2017 ) y solo se recuperó en el MONEX $1.320 millones, para un neto en contra ( pérdida de reservas ) por $1.042 millones.

Esta intervención neta de $1.284 millones significó una pérdida del 18% del saldo de reservas monetarias internacionales que existía al 31 de diciembre del 2017.

No se tiene el detalle en la página del Banco Central, de las razones o motivos de demanda de dólares por el sector público no bancario, pero si llama la atención un aumento tan significativo en la venta de dólares, los cuales más que se duplicaron.

Esto quiere decir, que aparte de las compras normales de las entidades del sector público no bancario para su giro de negocio, tiene que haber otra razón de demanda de dólares que explique este crecimiento. Me atrevo a suponer que se trata de vencimientos de deuda interna o externa en dólares, que no se ha podido renovar, y que Hacienda tiene el fondeo en colones, pero que necesita los dólares para realizar los pagos de principal e intereses.

Lo preocupante de toda esta situación, es que si se analizan los montos diarios promedio de negociación en Monex de ambos períodos, se determina que esta demanda real de dólares equivale en el 2017 a 45 días de negociación y en el 2018 a 92 días, es decir, es una demanda real que no está siendo reflejada en el tipo de cambio del mercado, lo cual quiere decir, que este precio se está manteniendo artificialmente bajo y que si se dejará que el mercado lo definiría tendríamos un precio mucho más alto a los 596 colones por dólar que se reflejan hoy en el Monex.

Evidentemente está habiendo una presión importante en el mercado cambiario, no por razones comerciales o privadas, sino por el problema de liquidez y endeudamiento del Gobierno Central, que nos hace recordar que la economía buscará ajustarse por sí sola por la vía de los macro precios ( tasas de interés, tipo de cambio, inflación ) salvo que de alguna forma el expediente 20.580 llegase a aprobarse, lo cual quitaría la presión de la liquidez y facilitaría la búsqueda de dólares en el mercado interno o externo en condiciones mejores de plazo, tasa y monto, lo cual permitiría evitar un ajuste violento en detrimento de las clases más necesitadas o de las más de 700 mil familias que tienen créditos en dólares sin generar ingresos en dicha moneda.

Ahora la estabilidad macroeconómica del país está en manos del criterio de la Sala Constitucional, por lo que es fundamental que aparte del conocimiento jurídico de estos señores Letrados, se necesita alguna asesoría de carácter económico financiero, para que se puedan entender las repercusiones de carácter social y político, que la decisión que vayan a tomar puede traer para el país.

Estoy convencido que la única forma que el país mantenga su calificación de riesgo por las agencias calificadoras, pero quizás lo más importante su marco de estabilidad macroeconómica, es la aprobación del Plan Fiscal, ojalá lo más rápido posible, antes que el agua nos llegué más allá del cuello, en especial, cuando el Banco Central en una revisión detallada del expediente 20.580, nos dice que el monto esperado de recaudación con la aprobación del mismo no es del 1,3% del PIB como se suponía, sino del 3,7%, lo cual vendría a resolver el problema del déficit primario ( diferencia de ingresos fiscales y gastos corrientes del gobierno ).

Ojalá la Sala entienda las implicaciones de su decisión y tengamos una resolución favorable lo más pronto posible, de lo contrario, las consecuencias esperadas serían muy serias, especialmente para los niveles de ingresos más bajos del país.









© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.